Editorial: Inhibidores de juguete

Exclusivo
Opinión

Editorial: Inhibidores de juguete

A través de un video difundido desde la Penitenciaría, José Adolfo Macías, alias Fito, líder de Los Choneros, informó sobre la liberación de su hija y su amiga secuestradas el pasado 17 de noviembre en Manta. Y poco después algunas personas transmitieron en vivo un diálogo con el mismo personaje, a través de videollamada. Así como lo leen: por celular, en un sitio donde, supuestamente, las autoridades ‘van tomando el control’ y donde hay inhibidores que, se supone, deberían cortar todo tipo de señal de telefonía celular.

Los videos difundidos desde la ‘Peni’ ya no son novedad, confirmando así el poco control que tienen las autoridades sobre los reos y cárceles en el país. Es común conocer que los detenidos pueden contar con equipos tecnológicos como celulares y tienen libre comunicación con el exterior, cuando esto no debería ocurrir.

En la última masacre ejecutada en dicho centro carcelario, entre la noche del viernes 12 y la madrugada del sábado 13 de noviembre pasado, hasta se hizo una transmisión en vivo por una red social donde los detenidos clamaban por ayuda.

Y aunque sirve para que muchos reos se comuniquen con sus seres queridos, pagando hasta 10 dólares por un chip, así también muchos crímenes, asaltos y extorsiones son orquestados desde adentro de las cárceles.

En fin, algo tan necesario de controlar se le ha escapado de las manos a nuestras autoridades. Nada de esto es nuevo para las autoridades, a quienes parece importarles un ‘rábano’ este tema.