Exclusivo
Opinión

Editorial: Demolición de las casas colectivas

Más de trescientas familias que alquilan departamentos, desde hace ya varias décadas, en las casas colectivas situadas en la calle Gómez Rendón.

Más de trescientas familias que alquilan departamentos, desde hace ya varias décadas, en las casas colectivas situadas en la calle Gómez Rendón, en el sector sur de la urbe porteña, serían desalojadas por el proyecto anunciado por el Gobierno y el propio IESS, propietario del inmueble, para construir en ese lugar un nuevo hospital del instituto de protección social.

De acuerdo a las declaraciones de las autoridades pertinentes, se teme que este gran edificio de dos cuerpos, construido a mediados del siglo pasado, tenga daños en su estructura que pueden significar un peligro para sus ocupantes, sin embargo no hubo mayores novedades en este sentido luego del fuerte sismo del pasado 16 de abril.

Se crea realmente un problema social que es el que significa la reubicación de los miles de ocupantes de los departamentos. Y es que, además, el IESS no ha manejado la administración de estas casas colectivas con la probidad del caso, ya que dejaba de cobrar por meses los arriendos. Por otra parte, no debe ser el único lugar que existe en la ciudad para construir un nuevo hospital del IESS, sin provocar problema alguno.