Editorial: Cristina y la corrupción

Exclusivo
Opinión

Editorial: Cristina y la corrupción

Parece que Argentina y especialmente los gobiernos de Néstor Kichner y de su cónyuge Cristina Fernández, batieron récord de corrupción.

Parece que Argentina y especialmente los gobiernos de Néstor Kichner y de su cónyuge Cristina Fernández, batieron récord de corrupción. Hoy, la expresidenta afronta su quinto llamado de la justicia para esclarecer asuntos muy graves de profunda corrupción. Ella, como ocurre siempre con los inculpados, manifiesta que es víctima de persecución política, pero los hechos están demostrando otra cosa, una corrupción que alcanza cifras descomunales en perjuicio de los intereses verdaderos del pueblo argentino y en beneficio del matrimonio que gobernó Argentina y de unos cuantos de sus seguidores en sus intentos y acciones de alta corrupción.

En Latinoamérica casi no hay país que se libere de la corrupción, especialmente aquellos que tienen petróleo, cuyas negociaciones han trazado un camino de absoluta perversión, destacándose los escándalos de Venezuela y de Brasil.

Y pensar que en Ecuador hay una estatua de Néstor Kichner, al pie del edificio de Unasur, en la Mitad del Mundo. Y que su esposa fue galardonada con la máxima presea, la condecoración Manuela Saénz, por la presidenta de la Asamblea Nacional del Ecuador, hace apenas dos meses...