Editorial: Finaliza el año 2016
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

Editorial: Finaliza el año 2016

2016 no ha sido un año para mantener en los recuerdos gratos por dos motivos muy graves, entre otros de menor importancia.

2016 no ha sido un año para mantener en los recuerdos gratos por dos motivos muy graves, entre otros de menor importancia: Primero, fue el desate de una crisis económica que sorprendió porque los ecuatorianos creían que el manejo económico era el principal mérito del gobierno que, empañando las reservas de oro físico, vendiendo anticipadamente el petróleo, obteniendo préstamos de China y del IESS por miles de millones y, pese a todo, la grave iliquidez subsiste y los prestamistas escasean dramáticamente, aunque el gobierno anuncia que la situación mejora cada día y se obtiene recursos que sirven para enfrentar la falta de dinero.

Pero esto no era todo lo que nos deparó el año que se va. También la naturaleza quiso dar su contribución y se produjo un grave terremoto que asoló a dos provincias por lo menos y tuvo repercusiones en varias otras. Pero en cuanto a los males naturales, los pobladores de Manabí y Esmeraldas lo han enfrentado con valor y esperanza. Y la solidaridad nacional e internacional acudió en forma pronta y generosa.

Claro que hay problemas que no se podrán superar como el fallecimiento de centenares de personas como consecuencia del terremoto.