Editorial: Regreso a clases
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

Editorial: Regreso a clases

El presidente Guillermo Lasso, conjuntamente con la ministra de Educación, María Brown; y el COE Nacional, aprobaron el retorno progresivo a clases a partir del próximo lunes 7 de junio. Varios planteles educativos habían solicitado, desde hace algún tiempo, el regreso a las aulas y lo iban a hacer con los estudiantes que deseaban volver de manera voluntaria, dependiendo también de la disponibilidad de espacio y respeto de aforo de cada institución.

Pensar en un retorno total a nivel universitario tendría algo de sentido, ya que el nivel de conciencia de los jóvenes es alto y es seguro que ellos respetarían las normas que impongan los establecimientos educativos para mantener las aulas libres de contagios del COVID-19, incluso en los colegios también podría funcionar. Pero al querer aplicar la presencialidad con los más pequeños podría ser complicado, ya que debido a su corta edad a veces les cuesta acatar disposiciones, pero también es necesario comprender que los niños en edad escolar se han visto seriamente afectados emocionalmente al ser separados por completo de sus escuelas, lugar donde no solamente aprendían, sino que compartían con sus compañeros distintas actividades y formaban una red de vínculos interpersonales.

La necesidad de volver a las aulas es real, pero la exposición al virus, al decidir regresar a clases, también es innegable. Hay que hacerlo con mucho cuidado.