Editorial: Creciente audacia en asaltos y robos
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

Editorial: Creciente audacia en asaltos y robos

No hay duda que la delincuencia está cada vez más audaz y, por ende, más peligrosa.

No hay duda que la delincuencia está cada vez más audaz y, por ende, más peligrosa. El último asalto cometido en Guayaquil en que al estilo Rififí los amigos de lo ajeno saquearon tranquilamente tres locales comerciales sin dejar rastro y horadando pisos y paredes, lo pone de manifiesto y advierte a los empresarios sobre la necesidad de tomar todas las precauciones del caso para la seguridad de sus negocios y así evitar perjuicios económicos.

El caso es que, tal como lo describen las autoridades policiales que están investigando el atraco para tratar de dar con sus autores, se aprovechó uno de los 4 días del feriado, con un largo “puente vacacional”, y utilizando un departamento que había sido alquilado por una mujer perteneciente a la banda, se hicieron las perforaciones para permitir el paso de los ladrones y, con toda la precaución del caso, destruyeron los equipos del sistema de seguridad para que no queden grabaciones delatoras.

Lo grave del caso es que los asaltantes se llevaron las encomiendas de una empresa de courier, perjudicando así a decenas de familiares de migrantes que les habían enviado valiosos objetos del extranjero. Además se sustrajeron una buena cantidad de dinero en efectivo.