Exclusivo
Opinión

El año 2017 que hoy concluye

Estamos viviendo el último día del año. Y humanamente nos acogemos a las memorias, tristes o jubilosas, de nuestro acontecer en estos 365 días del año que termina. También se origina un registro del pasado, lo que fue la actividad política en nuestro país que cambió de figuras en el poder y también de praxis administrativa.

No puede dejar de faltar la vieja y tan popular tradición del Año Viejo, es decir de ese muñeco que quemamos a la medianoche de hoy mientras expresamos nuestros deseos por una vida mejor, corrigiendo los errores del pasado.

Ecuador enfrenta, indudablemente, en este nuevo tiempo por recorrer, algunos problemas, sobre todo de tipo económico, por la enorme deuda exterior que hemos contraído y por las investigaciones que avanzan, para que los culpables de una corrupción que tuvo lugar en los sectores estratégicos devuelvan los tantos millones de dólares con los que perjudicaron no solo al Estado sino al pueblo ecuatoriano.

Pero se contrapone a esa realidad el optimismo por superar, ya con un nuevo modo de enfrentar todos los problemas heredados o los que amenazan a la nación por causas exógenas y que hemos de superar con una acción decidida y patriótica que debemos cumplir cada día del año 2018.