Homenaje a los difuntos

Exclusivo
Opinión

Homenaje a los difuntos

Todos tenemos ausentes que recordar. Seres que pasaron por nuestras vidas y nos dieron felicidad, dejando en la memoria una evocación permanente a sus figuras, a su accionar, a su manera de ser.

Y vamos al cementerio para, al pie de sus tumbas, dejar un mensaje de amor con flores, con recuerdos, con palabras que rememoren lo que ellos fueron en ese pasado ya sin retorno.

Los camposantos de todas las ciudades se llenan de deudos que visitan a los seres ausentes a los que se sienten unidos, aunque la dama esquelética de la guadaña (símbolo de la muerte) los haya alejado para siempre de nuestro lado.

Los creyentes rezan las oraciones por el descanso de sus almas. Un clima memorioso y entrañable circunda todo un entorno con las tumbas, nichos y mausoleos, así como también de epitafios en los cuales constan poéticas y sentidas despedidas para quienes se fueron a la eternidad.

Esperamos que quienes ofrecen en venta las ofrendas no eleven demasiado los precios de sus productos para que todos, ricos y pobres, puedan poner su simbólico y fragante mensaje ante las tumbas.