SUSCRIBIRME POR $1/ 1 MES

Exclusivo
Opinión

La invitada del día: Fue el Estado

Al resto los agentes se los llevó y jamás se supo de su paradero. Para el gobierno mexicano, este caso está cerrado. Su versión, la versión oficial, dice que los detenidos fueron entregados por la policía a los sicarios del cartel Guerreros Unidos, y e

Al resto los agentes se los llevó y jamás se supo de su paradero. Para el gobierno mexicano, este caso está cerrado. Su versión, la versión oficial, dice que los detenidos fueron entregados por la policía a los sicarios del cartel Guerreros Unidos, y estos, al confundirlos con un grupo rival, los asesinaron, quemaron sus cuerpos y tiraron sus cenizas al río.

Los investigadores y peritos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos rechazaron esta versión. Faltan evidencias y sobran preguntas. ¿Qué relación tiene el Estado con el crimen organizado? ¿Por qué los narcotraficantes asesinarían a los chicos? ¿Cómo pudieron incinerar 43 cadáveres sin dejar rastros? No hay huellas de un incendio masivo en el basurero donde supuestamente los quemaron.

El reporte de estos expertos arroja dudas sobre los motivos del asesinato y sus culpables, y concluye algo muy grave. Que el Estado no hizo lo posible para localizar a los estudiantes. Que la investigación oficial fue negligente, tardía y plagada de graves irregularidades.

La indignación de los familiares de las víctimas ante las omisiones del poder se expresa en un grito desesperado: Fue el Estado.

Desde Ecuador también vivimos el drama de los desaparecidos cuya lista crece día a día, por eso sumamos nuestra voz. También nos faltan los 43 de Ayotzinapa.