La Nochebuena era distinta en otras décadas
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

La Nochebuena era distinta en otras décadas

QUIENES PASAMOS YA de las 7 u 8 décadas recordamos que los días navideños de la juventud en Guayaquil (durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) eran distintos a los tiempos actuales, empezando por los aguinaldos que se obsequiaban únicamente a los niños, y no como ahora que hay un auténtico intercambio de regalos no solo entre familiares, sino también entre compadres, amigos, etc., lo cual -lógicamente- beneficia al mundo comercial. Es una costumbre que nació, como algunas otras, en los Estados Unidos y en varios países europeos a mediados del siglo pasado y ahora se ha multiplicado por todo el mundo, a tal punto de que varios países asiáticos, que no son cristianos ni veneran al Niño nacido en Belén ni saben cuál es el significado de la Navidad, sin embargo se está imponiendo -felizmente- ese afán de mejorar las relaciones con nuestros prójimos. Y hasta los pueblos más belicosos aceptan una tregua...

---

EN ESOS TIEMPOS, los niños recibían aguinaldos, pero nadie los entregaba en la Nochebuena, sino al día siguiente, pues se supone que los enviaba el Niño Dios, respondiendo a la carta infantil.

Todo dependía de cómo se habían comportado en la escuela y en el hogar... Y, por supuesto, del bolsillo del padre de familia, pues en esa época nadie recibía 13o. sueldo... En la noche del 24 íbamos a la Misa de Gallo, y después venía la cena. Los niños se iban a dormir, pensando en el regalo que amanecería al pie de su zapato. ¡Eran otros tiempos!...