SUSCRIBIRME POR $1/ 1 MES

Exclusivo
Opinión

...La tremenda obsesión por el éxito...

Un educador norteamericano del área de Silicon Valley, donde encontró que la presión de los padres, acatada por los hijos para superarse en sus estudios y lograr los éxitos que todos anhelan, está convirtiendo ese esfuerzo en una especie de depresión, lo cual nos alerta; “La obsesión por el éxito puede enfermar a nuestros hijos”.

Narra el educador que tras investigaciones se ha encontrado conque algunos muchachos están virtualmente “pegados” a textos y aparatos a tal punto de que “se olvidan de dormir” o reducen el tiempo de descanso.

“Las expectativas frente a la educación se han salido de control”, dice el analista, agregando que nuestros niños tienen que hacer horas de tareas, prácticas deportivas diarias, ensayos de la banda escolar y torneos o trabajos que absorben el fin de semana”. Agrega que “este impulso para alcanzar el éxito está erosionando la salud de los niños y socavando su potencial”

La Asociación Psicológica de los Estados Unidos ha expresado que este estrés provoca tristeza o depresión. Agréguese un informe de que “los doctores ven en consulta a cada vez más niños de primaria con migraña y úlceras. Algunos galenos observan una conexión clara entre estos síntomas y la presión por mejores resultados.

Algunos padres también han opinado que sus hijos virtualmente “pasan pegados” a los modernos teléfonos celulares y computadoras, con lo cual creen que tienen al mundo bajo su control.