Exclusivo
Opinión

Mayor control con las motocicletas

Cientos de estos vehículos motorizados de dos ruedas yacen guardados -y hasta “abandonados”- en los patios de los organismos de control de tránsito en Guayaquil, luego de las severas campañas que se han emprendido no solo para exigir que se cumplan las normas establecidas para el uso de motocicletas, sino, además, para combatir la delincuencia, puesto que ciertos sicarios que cometen crímenes por paga o delincuentes que asaltan a los transeúntes las utilizan, porque ofrecen facilidades para la consumación de dichos delitos.

Se ha establecido, para un horario nocturno, la prohibición del uso de las motocicletas con dos personas. Y el resultado de esta medida, al parecer, ha sido positivo, ya que, según los informes emitidos por las autoridades, los actos delincuenciales han disminuido.

También se les ha pedido a los vigilantes que apliquen una mayor severidad en el control de estos livianos vehículos, ya que se debe sancionar a quienes no lleven puesto el correspondiente casco o utilizan la moto para transportar a familias enteras (incluidos a niños a quienes se los expone a graves peligros); o llevar pesadas y voluminosas cargas que atentan contra la seguridad de conductores y de los propios peatones.