Exclusivo
Opinión

Desempleo y protestas

Es más que evidente que la grave crisis fiscal producto de una larga y costosa cuarentena ha provocado un gran descontento social debido a las medidas que para superar la crisis ha tomado el gobierno. Y se están dando manifestaciones y plantones en las principales ciudades del país, sobre todo en la capital de la República, en donde a diario se están llevando a cabo tales concentraciones por calles y avenidas que exigen al gobierno que no se siga aplicando una política tan dura que provoca el desempleo.

Al suprimir varios de los organismos públicos, algunos de vieja data, tratando de acabar con un estado obeso que se heredó de la administración pasada –entre ellos la empresa aérea TAME, los correos y el ferrocarril, entre otros- se tuvo que producir, consecuentemente el despido de una gran cantidad de burócratas que han quedado en la calle sin sus medios de sustento. Los manifestantes aseguran que las pérdidas de las plazas de empleos públicos son de 200 mil y que el gobierno prepara ya el despido de 30 mil empleados más.

A estos manifestantes, víctimas de la tasa de desempleo, se han sumado militares en servicio pasivo que reclaman el pago de sus pensiones jubilares que no se ha podido efectuar porque el gobierno le debe 500 millones de dólares al ISSFA. Asimismo se incorporan a las concentraciones de protestas centenares de estudiantes de educación superior que reclaman por los recortes que se han hecho al presupuesto de las universidades, sin embargo desde Carondelet se afirmó que esta decisión había quedado abolida dentro del plan emergente. El uso de las Fuerzas Armadas ha sido propuesto para hacer frente a estos reclamos y manifestaciones. Ojalá, de suceder esto, se aplique la prudencia y no la violencia.

TE RECOMENDAMOS