Opinión

Editorial: Fechas históricas

Hoy, 25 de julio, el Puerto Principal, la ciudad más poblada y activa del país, Guayaquil, celebra un nuevo aniversario de su fundación, iniciado en 1535, recordando que realizó tal fundación Francisco de Orellana, que poco tiempo después sería el descubridor del río más caudaloso del mundo, el Amazonas.

Desde comienzos de los años 60 del siglo pasado, el gobierno militar de entonces destacó la importancia de la fecha, que religiosamente coincide con el del santo patrono de la ciudad, Santiago, y se consagró a julio como el “mes del guayaquileñismo”, a pesar de la opinión de muchos porteños que consideran que este calificativo deberían dárselo al mes de octubre en el que, precisamente, se celebrará el bicentenario de independencia de la urbe porteña.

El día de ayer, 24 de julio, se recordó también el natalicio del libertador Bolívar, ocurrido en 1783, quien fue el que logró la independencia de cinco ciudades latinoamericana y que concibió la creación de un país extenso y poderoso en la nación, al que más tarde daría paso a la Gran Colombia, que tuvo pocos años de duración. Mañana domingo 26 y el lunes 27 se inscriben en nuestra historia y en la de Sudamérica, en 1822, por el encuentro en Guayaquil de los dos libertadores, Bolívar y San Martín, para tratar la problemática de la lucha por la independencia. Este hecho se lo recuerda y consagra en el gran monumento que se levantó en el Hemiciclo de la Rotonda.