Exclusivo
Opinión

Lluvia de cenizas

La ciudad de Guayaquil ha sido invadida esta semana por una inusual caída de cenizas que ha cubierto todo el sector urbano. Este fenómeno se ha producido por la violenta erupción del volcán Sangay, ubicado en la provincia de Morona Santiago, al sur de la región oriental. No es la primera vez que tal fenómeno se ha producido debido a los fuertes vientos que conducen las cenizas de las fumarolas de más de 1.500 metros de altura hacia la parte occidental del país, lo que esta vez ha afectado a dos provincias de la costa: Guayas y Los Ríos, y uno de la sierra: Chimborazo.

Lo que le da una mayor gravedad a este suceso natural es el hecho de que ha coincidido con la presencia de la pandemia del coronavirus, lo que provoca un gran peligro sobre todo para la parte bronquial o respiratoria de los afectados por lo que las autoridades han recomendado tomar todas las precauciones del caso para preservar la salud. Esto es, no salir a la calle innecesariamente y si se lo hace por motivos de urgencia o trabajo, no olvidar nunca el uso de la mascarilla.

En la zona agrícola del Chimborazo, la caída de ceniza ha provocado grandes pérdidas para los dueños de los predios agrícolas debido a la destrucción de cultivos que estaban en vísperas de ser cosechados. En las zonas citadinas, por otra parte, se ha recomendado no utilizar el agua para limpiar las cenizas ya que esto puede formar una masa que obstruya las alcantarillas, impidiendo de esta manera el paso del líquido vital en los diversos sectores de la urbe.

TE RECOMENDAMOS