Urgencia de un mayor cuidado

Exclusivo
Opinión

Urgencia de un mayor cuidado

Todo hace temer que después de las celebraciones de Navidad y fin de año, la proliferación del nuevo ómicron (o ya no tan nuevo), se acentúa por todo el mundo. Recordemos que a principios y mediados del pasado mes de diciembre daba la impresión de que la tan temida enfermedad ya estaba “de bajada”. Sin embargo, con el correr de los días, vemos que la peor epidemia de la actual generación está peor que antes. Y el descuido ciudadano continúa igual, solo se apuran y asustan cuando hay más contagios.

Lo que se pensaba que sería el principio del fin de la pandemia, con la llegada de ómicron -una cepa aparentemente mucho más llevadera y menos letal que las anteriores-, desaparece. Esto, porque pese a que los infectados, en su mayoría, son por esta última mutación, la delta sigue presente y esa minoría contagiada con esta cepa no estaría tomando las medidas necesarias para frenar el contagio.

El número de vacunados en nuestro país es alto, pero eso no quiere decir que la batalla contra el terrible virus ya esté ganada. Hay que intensificar el control de vacunación y evitar las aglomeraciones por algún tiempo. Pero parece que el ecuatoriano es mal llevado. Recién este fin de semana, en un centro comercial de Cuenca, hubo un evento masivo donde los todos se burlaron de las medidas de bioseguridad. Se vislumbran días difíciles y hay que cuidarse.