Exclusivo
Opinión

Renovar para vivir

Ejercer el poder cuando las condiciones económicas son duras no es tarea tan fácil para un gobernante. Cuando enfrenta una situación de esta naturaleza quien gobierna necesita, aparte de conocer a fondo el problema, tener serenidad y una actitud que no le permita sobre la marcha rectificar procedimientos adoptados para enfrentar tan agudo problema.

La crisis económica por la que está atravesando actualmente el Ecuador, como consecuencia del mal manejo de los fondos públicos por parte del gobierno de la “década ganada”, sirvió para que el presidente actual, usando un estilo distinto al de su antecesor, promoviera como base para gobernar un diálogo abierto con todos los sectores del país. Esto fue muy bien recibido por el pueblo ecuatoriano.

Los diálogos se han llevado a cabo; pero, lamentablemente, las sugerencias de quienes asistieron a esos diálogos en muchos aspectos no han sido recogidos por el primer mandatario para llevarlos a la Asamblea Nacional con el objeto de que dicten normas que permitan solucionar los problemas de la falta de empleo y de la desconfianza para la inversión en el país. Esto, indudablemente, se debe a que el equipo económico que acompaña al presidente actual es el mismo que actuó con el mandatario anterior.

A criterio de la ciudadanía independiente que piensa en función de país, es lo menos conveniente, razón por la cual, sugiere, con un sentido pragmático, que se produzca una renovación del equipo económico del gobernante...(BLC)