¡Un 2021 de “fuego cruzado”!
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

¡Un 2021 de “fuego cruzado”!

Con la impresión de las papeletas aún en ‘veremos’ y con un número de candidatos indefinido, el país arranca con un sentir: “Duda”.

FUEGOCRUZADO
El Palacio de Carondelet, símbolo histórico de la Presidencia en el país.Archivo

Subdesarrollo. Retroceder. Fuego cruzado. Democracia... son algunas de las palabras que dos expertos en política utilizaron para hacer un análisis de lo que le esperaría al país en 2021: “La decisión está en todos los ecuatorianos”.

Para César Luis Barthelotti, abogado y máster en análisis político, los primeros 15 días de este año serán de mucha incertidumbre hasta que las instituciones encargadas decidan cuántos candidatos habrá en estas elecciones. Con la impresión de las papeletas en ‘veremos’ y le fecha de elecciones ‘soplando’ la nuca, hay un sentir: “El 2021 empieza con la duda. Y preocupa”.

El próximo 7 de febrero. “La primera semana de ese mes tiene una gran carga sobre lo que los ecuatorianos queremos que sea el país”, dice Francisco Rocha, analista político.

Las urnas se abrirán ese domingo y, según el experto, hay dos modelos que elegir: libertad y consolidación de instituciones; o que el Estado anule la participación ciudadana y entregue bonos. No se ha generado una tercera opción. Pero es posible, asegura. La democracia tiene esos retos: un modelo viable en el respeto del ser humano y que el Estado tenga un rol que garantice las mismas oportunidades.

Una mala decisión de los ciudadanos podría desembocar en el subdesarrollo, dice. “Retroceder”.

A Barthelotti también le preocupa que las votaciones sean cercanas al feriado de Carnaval. Esto podría “generar un panorama de desazón en la gente”. Así como la “pelea” que hay por la candidatura de Álvaro Noboa. “Al final vamos a tener unas elecciones que sepan mal”, añade.

La campaña

Según el consultor político, hay tres hechos que vaticinan una “campaña agresiva”.

1. Los candidatos no podrán hacer grandes mítines, debido a la pandemia. Deberán ser muy creativos.

2. Los votos de Noboa, si él no lograra entrar, no van al candidato Guillermo Lasso. Eso va a generar que haya otra opción distinta a la que estaba anunciada como segunda vuelta.

3. El fruto de la guerra de encuestas establecerá dos posiciones: el anticorreísmo y el correísmo, “para mí, este último tiene un pie y medio en la segunda vuelta”.

"En 2021, y sin dejar de lado, también se debatirían la asamblea constituyente y la bicameralidad”.César Luis Barthelotti
consultor político

Frente a esto, el experto asegura que el país estaría políticamente en una suerte de fuego cruzado, porque el correísmo “va a volver a querer tener el poder completo, y eso implica botar todo lo que hizo el gobierno de Lenín Moreno (...) o en su defecto, convocar a una nueva constituyente y radicalizar la revolución... probablemente vamos a igualar el nivel de vida hacia abajo”.

Rocha, desde otra perspectiva, se mantiene en que “si decidimos bien, el 2021 se pinta mejor, pero eso no significa que se supera todo, sino que podamos avanzar”.

Desde la calle

EXTRA buscó en la calle la opinión de los ciudadanos sobre lo que esperan de la política para este año. Geovanny, por ejemplo, pidió más transparencia y democracia. “Que se acuerden de la gente indígena”. Mientras que otro joven, que no se identificó, reconoció que existe mucha corrupción y que a eso deberían apuntar muchos de los candidatos. Por otro lado, Wilmer, extranjero, habló acerca del actual gobierno y destacó la Justicia, sobre todo en el tema de medicamentos y hospitales.

42 %
del electorado son menores de 35 años. “Y no se puede entender a la juventud como un rebaño”, dice Barthelotti.