Exclusivo
Actualidad

Por accidente se descubrió crimen en Arenillas

El sospechoso fue detenido luego que chocara con un taxi, cuando se dirigía hacia la frontera del cantón Huaquillas

asesinado ar
En este estado encontraron a la víctima, en su vivienda.Fabricio Cruz

En la madrugada, cuando Jean Deiker Delgado Noguera manejaba una camioneta con dirección a la frontera del cantón Huaquillas, en la provincia de El Oro, se accidentó contra un taxi.

Agentes de tránsito acudieron a ver el choque en las calles Esmeraldas y 24 de Mayo, notaron que el conductor, de nacionalidad venezolana, tenía sangre en sus manos y en su camiseta.

Al revisar los documentos, se dieron cuenta que no era su camioneta. Además tenía varias pertenencias envueltas en una sábana. Los uniformados revisaron el GPS del carro y les arrojó una ubicación en el cantón Arenillas, que decía: “mi casa”.

El extranjero fue detenido y puesto a órdenes de la justicia. Lo acusan de robo con violencia y muerte.
De inmediato llamaron a más unidades y se dirigieron a esa dirección. Según informe policial, en la sala de la vivienda encontraron a un hombre con heridas sangrantes y las manos y pies amarrados.

Al revisar el lugar, los agentes hallaron sin vida a Rigoberto Rafael Girón Calle, de 49 años. Él habría sido atacado alrededor de las 02:00 del sábado 30 de enero de 2021.

Los vecinos salieron de sus casas al escuchar la llegada de los patrulleros y se enteraron que el extranjero habría asesinado al dueño de la vivienda.

“Estoy sorprendida, era un chico amable (Delgado), todos le habíamos cogido cariño, inclusive le dábamos trabajo, pero uno nunca sabe cómo en realidad son las personas”, dijo Mónica Guerra, moradora, al enterarse que el joven accidentado era sospechoso del crimen de Girón.

Hubo una riña

RELACIONADAS

Según agentes de la Dirección Nacional de Muertes Violentas (Dinased) de El Oro, Girón habría tenido una riña con Delgado, quien le arrendaba una casa. El propietario del inmueble habría tomado un cuchillo para pedirle que le pague lo que le adeudaba.

Al parecer, el extranjero agarró una piedra y un destornillador para golpear al dueño de casa en la cabeza. Este cayó al piso y Delgado lo siguió atacando. Luego lo amarró. Según la hipótesis que maneja la policía, el atacante después huyó en la camioneta.

El capitán Marco Egas, jefe de la Dinased, dijo que la víctima tenía cuartos de arriendo y al parecer descubrió que el venezolano tenía sus cosas listas para irse y no pagarle. (FC)