Exclusivo
Actualidad

Tres personas fallecen tras accidente en la ‘curva de la muerte’ de Ventanas

Un tráiler de placa PDA-2958 y una camioneta de la Dirección de Aviación Civil (DAC), con serie PEI-2432, están involucrados en el percance que se reportó a las 15:00 de este miércoles 24 de octubre del 2018.

Imagen choque ventanas
Un tráiler de placa PDA-2958 y una camioneta de la Dirección de Aviación Civil (DAC), con serie PEI-2432, están involucrados en el percance que se reportó a las 15:00 de este miércoles 24 de octubre del 2018.TOF

La vía Panamericana E25, en la provincia de Los Ríos, volvió a teñirse de sangre con el fallecimiento de tres personas en un accidente de tránsito registrado en el sector conocido como la curva de la muerte, cerca al recinto Las Cañitas del cantón Ventanas.

Un tráiler de placa PDA-2958 y una camioneta de la Dirección de Aviación Civil (DAC), con serie PEI-2432, están involucrados en el percance que se reportó a las 15:00 de este miércoles 24 de octubre del 2018.

Los fallecidos viajaban a bordo de la camioneta y fueron identificados como Miguel Palma Medina (conductor), Miguel Núñez Garófalo y una tercera acompañante de sexo femenino, aparentemente en estado de gestación que aún no ha sido identificada.

Las víctimas mortales iban con dirección Ventanas-Guayaquil, mientras que el contenedor en sentido contrario.

Tras el choque lateral angular las víctimas quedaron atrapados entre la carrocería del liviano vehículo, que producto del impacto se estrelló contra los árboles al costado de la vía.

Fue necesaria la intervención de la Unidad de Rescate y Emergencias Médicas para liberar los cuerpos que estaba atrapados en la cabina del vehículo estatal.

Agentes de la Oficina de Investigación de Accidentes de Tránsito (OIAT), revelaron que el conductor del tráiler abandonó el sitio del percance y los cuerpos fueron enviados a la morgue de Babahoyo.

Según el jefe Político de Ventanas, Edison Contreras, el tramo estuvo bloqueado al tránsito durante la diligencia que duró cerca de dos horas. Los cadáveres permanecen en Babahoyo a la espera de un familiar que los reconozca.