Exclusivo
Actualidad

Agentes de tránsito voluntarios, solo de ‘ojo seco’

48 voluntarios se unen a control del tránsito en Montañita y sus alrededores. No están autorizados para sancionar a los malos conductores.

agentes voluntarios
El jueves pasado, al culminar su capacitación, se realizó la ceremonia de graduación de los voluntarios.joffre Lino / EXTRA

En su intento de fortalecer el control del tráfico vehicular, 48 agentes voluntarios se suman a la labor que la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) despliega en la zona norte de Santa Elena

Pero así como no percibirán sueldo alguno, los uniformados recién egresados no están autorizados para sancionar a los conductores por alguna contravención o hecho grave.

Simplemente son ‘ojo seco’. Se limitarán a ayudar para que el tránsito fluya en el balneario. Y en caso de percatarse de alguna anomalía, solo podrán advertir al chofer de una posible sanción.

Si algún conductor se rehúsa a obedecer alguna disposición, los voluntarios podrán llamar a vigilantes de la CTE apostados en la Ruta del Spondylus o a policías, para que estos sí apliquen lo que estipula la ley.

“La ventaja de este grupo voluntario es que ya está en capacidad de continuar su proceso de formación para ser parte de la CTE, pues tiene una formación básica para el cuerpo de vigilancia”, dijo Jhonny Valencia, uno de los instructores.

El jueves pasado fue la ceremonia de graduación de los agentes voluntarios. Thalía Rosales, una joven de Montañita, es parte de la nómina de los comuneros que laboran en las calles de su población, de los cuales 35 son de Montañita y los otros 14 de comunas aledañas.

La capacitación duró tres meses. Ellos superaron pruebas físicas que se cumplieron en las playas de Montañita, además de capacitaciones en primeros auxilios, rescate en accidentes de tránsito y relaciones humanas.

Los voluntarios efectuaron sus prácticas de control y concienciación en vías de La Libertad y Salinas. Quedaron listos para su accionar tras afrontar los retos impuestos durante el último feriado de noviembre.

Tras superar una primera prueba, Thalía aspira algún día a vestir el uniforme de la CTE, un anhelo también de la mayoría de sus compañeros.

Una propuesta inclusiva

Eduardo Ayala, director ejecutivo de la CTE, indica que se trata de un plan de inclusión, pues hay jóvenes con aspiraciones de ser vigilantes y, aunque no tienen un sueldo, resalta su espíritu de colaboración.

Grace Borbor, presidenta del cabildo comunal de Montañita, opina que este aporte de los uniformados en las vías le viene muy bien al balneario. Y es que la organización del tránsito vehicular en los últimos años se ha convertido en un serio problema para esta localidad.

“Al tener agentes de tránsito que son de la comunidad se va a poder ordenar el paso de los vehículos, las áreas de parqueo. Ya no habrá acumulación de tantos carros en la zona céntrica”, señaló la dirigente.

El comandante Armando Freire informó que los 48 voluntarios se integran al grupo de 300 personas que hacen similar labor en otras jurisdicciones, como Santo Domingo de los Tsáchilas.

Respetarán labor

El taxista Néstor Borbor dice conocer sobre el accionar de los voluntarios, y está presto a cumplir lo que estos dispongan. “Los moradores se han formado para ser autoridades y tenemos que respetarlos. Ojalá que los turistas también lo entiendan así”, comentó el chofer.