El Concejo Metropolitano de Quito analiza el pedido de remoción del alcalde Jorge Yunda

Exclusivo
Actualidad

El Concejo Metropolitano de Quito analiza el pedido de remoción del alcalde Jorge Yunda

El primer proceso de remoción en contra de Yunda se desestimó.

yunda
21 concejales votarán sobre la remoción o no del alcalde y 14 votos serían suficientes para la remoción.gustavo guamán

Desde las 06:00 de este 2 de junio, en las afueras de la Plaza Grande, en el Centro Histórico de Quito, empezaron lo preparativos de seguridad para dar resguardo a la sesión de Concejo que analizará el pedido de remoción del alcalde Jorge Yunda.

Principalmente, miembros del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano hicieron la guardia y mantuvieron el orden para evitar inconvenientes.

Desde las 07:00, simpatizantes de Yunda iniciaron su entrada hasta el área donde se instalaría la Comisión de Mesa.

Después de conocer el informe de la Comisión de Mesa, escuchar las pruebas de cargo del denunciante y los alegados en defensa de Yunda, los 21 ediles votarán sobre la remoción o no del alcalde y 14 votos serían suficientes para la remoción, es decir, dos tercios del cuerpo edilicio.

Afuera de la Alcaldía, en cambio, se desarrollan cuatro manifestaciones a favor y en contra. Según el reporte de la Policía Nacional, a las 10:15 estaban concentradas alrededor de 300 personas. Los grupos están ubicados a dos y tres cuadras del edificio municipal, separados los bandos por vallas metálicas. No se han presentado desmanes. Además, la Policía dispuso 800 uniformados para controlar las manifestaciones.

"Yunda, amigo, el pueblo está contigo". "Hay que defender la democracia", gritan los simpatizantes del Alcalde concentrados en las calles Venezuela y Sucre. Los manifestantes se identifican como comerciantes de los mercados de Chiriyacu, Magdalena, Conocoto, ala Pulida, Calderón y El Tejar.

En las calles Chile y Guayaquil se ubica el grupo que pide la salida de Yunda. Lo acusan de malversación de los fondos públicos de la ciudad. "¡Quito se respeta, carajo!", gritan los opositores al funcionario. También lo acusan de actos de corrupción por las "pruebas chimbas" y de favorecer con contratos "a los amigos".

En la sesión del Concejo ninguno de estos argumentos forma parte del debate. De hecho, los elementos para la censura del alcalde se sustentan en formalismos. Los nueve elementos en contra de Yunda giran en torno a que supuestamente violó los literales C y G del artículo 333 del Código Orgánico de Organización Territorial (Cootad). El literal C dice que son causales para la remoción el incumplimiento legal de las disposiciones del Cootad, las ordenanzas o resoluciones. En cambio, el literal G, refiera al incumplimiento del ejercicio del derecho a la participación de los ciudadanos.

En manos de los 21 concejales de Quito está la permanencia o salida del alcalde Jorge Yunda. La mañana de este 2 de junio, a partir de las 08:30, se instaló la sesión de Concejo Metropolitano que resolverá sobre el pedido de remoción en contra del alcalde de Quito, Jorge Yunda. La denuncia fue ingresada por Marcelo Hallo, representante del colectivo Quito Unido.

Durante la tarde del 1 de junio, empezaron a circular en redes supuestas convocatorias hechas para que la gente que apoye la gestión del indagado fueran a la Plaza Grande a respaldarlo.

Los secretarios del Concejo Metropolitano de Quito terminaron la lectura del informe de alegaciones, que sustentan las dos peticiones de remoción del alcalde Jorge Yunda.

Se estableció, mediante votación, el tiempo de intervención de las partes en sesión de remoción. A los denunciantes Marcelo Hallo, del Colectivo Quito Unido, y Carolina Moreno, del Frente de Profesionales por la Dignidad de Quito se les asignó una hora presentar sus alegaciones.

Hallo, sin embargo, desestimó el proceso de remoción de cargo a Yunda, que impulsó desde abril de 2020. Luego de la lectura del informe de la Comisión de Mesa, Hallo afirmó que no sería parte de un supuesto amarre político, por lo que retiró el pedido de remoción, en medio de los reclamos de los ediles.

Está previsto que, después de esta etapa, el alcalde presente su defensa en un tiempo máximo de una hora. Después, se dará 30 minutos a cada uno de los actores para las réplicas. Finalmente, los concejales podrán intervenir por un tiempo máximo de 10 minutos.