Exclusivo
Actualidad

Anciana murió luego de atragantarse con carne de res en viaje aéreo

A pesar de que un médico a bordo intentó durante 40 minutos ayudar a Susan Pugh, de 75 años, después del trágico percance, lamentablemente fue declarada muerta en el avión.

La señora luchó por comer sus alimentos pero se atragantó.
La señora luchó por comer sus alimentos pero se atragantó.Cortesía

Una jubilada murió en un vuelo a casa desde Australia después de asfixiarse con un trozo de carne en su comida a bordo.

Se trata de Susan Pugh, de 75 años, quien viajaba en un avión de Emirates Boeing en su viaje de Melbourne al aeropuerto de Manchester cuando comenzó a "luchar para comer su comida'', según escuchó una investigación en el Tribunal Forense de Warrington.

A pesar de que un médico a bordo intentó durante 40 minutos ayudar a la Sra. Pugh después del trágico percance, lamentablemente fue declarada muerta en el avión.

Joe Biden, en la posesión del poder como presidente de Estados Unidos.

¡Rodeado del 'espíritu santo'! Así luce Joe Biden en la portada de la revista satírica Jacobin

Leer más

La señora Pugh, de Tarporley en Cheshire, había estado en un viaje de tres semanas a Australia con su hermana Dianne Wood para visitar a su sobrina.

Dianne trató de ayudar a su hermana dándole agua, que no podía beber, antes de darle unas palmaditas en la espalda. Pero Pugh perdió el conocimiento, según el dictamen de la investigación.

La Sra. Pugh fue sacada del avión en una parada programada en el aeropuerto Changi de Singapur y se llevó a cabo una autopsia.

La Dra. Sian Hatry, médico de cabecera de la Sra. Pugh en el Centro de Salud de Park Road en Tarporley, dijo que su paciente, que se había sometido a una cirugía exitosa por cáncer de intestino en 2015, había sido diagnosticada con la enfermedad de Parkinson en julio de 2018.

Le habían recetado medicamentos, pero sus síntomas habían empeorado y se sugirió que podría estar sufriendo una forma de la enfermedad "resistente al tratamiento".

Harty dijo que vio a Pugh en diciembre de 2019 en la cirugía a medida que progresaban sus síntomas de Parkinson.

Durante una consulta antes de su vuelo en enero de 2020, la Sra. Pugh dijo que se sentía positiva sobre su condición y estaba dispuesta a probar un nuevo medicamento.