Exclusivo
Actualidad

Aprovecharon que rezaban para asaltarlos

Dos delincuentes que andaban en una moto vieron la oportunidad para meterse a una casa y delinquir

pillos
La policía llegó al lugar para investigar lo ocurrido.Joffre Lino

“Ojalá la muertita les haga dar miedo”, expresó Carmen Beltrán al enterarse de un asalto ocurrido la noche del miércoles 21 de abril, en el barrio Julio Jaramillo, de la ciudad de Santa Elena.

En una de las viviendas de este sector, varias personas rezaban por el alma de una fallecida cuando fueron sorprendidas por dos delincuentes que se les llevaron sus pertenencias.

Los malandros andaban en una moto. Uno de ellos, al ver a las personas que oraban, se bajó y avanzó lentamente fingiendo ser parte del grupo de oración. Cuando el antisocial estuvo adentro de la casa sacó un arma de fuego y amedrentó a los presentes. En ese momento se acercó también su compinche para rápidamente desvalijarlos; sin embargo, uno de los ciudadanos que se hallaba en la parte exterior del inmueble aprovechó un descuido de los delincuentes para pedir auxilio a los vecinos.

Los maleantes, al darse cuenta de aquello, salieron ‘soplados’. Después llegaron los policías para indagar el delito y buscar a los pillos.

Los deudos lamentaron lo ocurrido y pidieron más seguridad en este lugar céntrico de la capital de los peninsulares. (JL)