Exclusivo
Actualidad

Asaltan a pasajeros y jornaleros en Los Ríos

Pillos despojaron a sus víctimas de celulares, dinero y otros objetos

bus
Dos buses interprovinciales fueron víctimas de la delincuencia.TOF

Celulares, documentos y dinero fue lo que se llevaron seis sujetos en dos atracos cometidos, entre la tarde y noche del jueves 24 de diciembre de 2020, al interior de dos buses interprovinciales, en los cantones de Puebloviejo y Valencia. En otro delito similar perpetrado en Babahoyo se llevaron el pago de los trabajadores de una hacienda.

El primer bus asaltado fue la unidad disco 01 de la cooperativa de transporte Caluma que viajaba hacia Babahoyo.

Según el conductor José Abril, tres hampones fingiendo ser pasajeros se subieron en la parroquia San Juan, pero durante el trayecto hacia la capital riosense empezaron a arrebatarles las pertenencias a los 12 pasajeros. Posteriormente abandonaron el micro cerca al recinto Bola de Oro.

El otro asalto se desarrolló en el bus disco 55 de la cooperativa de transporte Macuchi, que cubría la ruta La Maná-Quevedo. Los 25 usuarios del vehículo fueron víctimas del asalto que ejecutaron tres individuos, al ingresar al cantón Valencia.

Cristian Cabrera, chofer del carro, detalló que luego de desvalijar a las víctimas, los pillos se bajaron en el sector conocido como El Azúcar. El hecho fue alertado a la policía, quienes realizaron un recorrido por el sitio para dar con el paradero de los antisociales.

Obreros sin cena

Cuatro sujetos en dos motociclistas se llevaron los 900 dólares que fueron destinados para el pago de los trabajadores de una hacienda bananera en el cantón Babahoyo, Los Ríos.

El delito se consumó la tarde del jueves 24 de diciembre, en el sector La Chorrera, donde Guillermo Macanchí aguardaba la llegada de los colaboradores para empezar a repartir el sueldo.

Cuando finalmente todos aparecieron, Macanchí empezó a entregar el dinero y en ese instante también llegaron los pillos, quienes con armas de fuego los amenazaron para arrebatarles todas sus pertenencias. A parte del sueldo también se les llevaron sus teléfonos celulares dejándolos incomunicados para pedir ayuda. (TOF)