Exclusivo
Actualidad

La avioneta siniestrada en Perú tenía autorización para ir desde Guayaquil a Puná

Ministra Romo confirma que la aeronave de una empresa de la familia de Alfredo Adum llevaba a implicados en caso de venta irregular de insumos médicos.

Avioneta
Imagen de la avioneta accidentada en Tumbes, Perú.Cortesía

El plan de ruta que siguió la avioneta de matrícula HC-BLO, que se accidentó la mañana del lunes en el sector de El Bendito, en Perú, era el siguiente: la nave despegaba desde el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, de Guayaquil, a las 05:56; en 45 minutos llegaba a la pista privada de Roble Mar, en la Isla Puná, y finalmente regresaba a Guayaquil.

Entre las pistas alternas, en caso de emergencias, estaban la del aeropuerto Regional de Santa Rosa, El Oro, y la pista privada de aterrizaje Las Peñas, también en Puná.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, aseguró al respecto que “los ocupantes del vuelo fueron los pilotos Lara y Espinoza (fallecido), Rodríguez, Muñoz y Mieles (heridos en el percance)”, manifestó.

Según la ministra, luego de la investigaciones con las autoridades del vecino país se confirmó, mediante las huellas dactilares, que entre los heridos estaba Daniel Salcedo, investigado por la venta irregular de insumos médicos en los hospitales, durante los días críticos de la pandemia de covid-19.

Romo añadió que la Policía de Perú ahora debe ejecutar la difusión roja que tiene Salcedo y de esta manera devolverlo al Ecuador.

Mencionó que entre las hipótesis del accidente consta que el piloto pretendía aterrizar cerca al sitio donde ocurrió el percance. Sin embargo, hasta la tarde del 9 de junio de 2020 no confirmaban si en las maletas se encontró dinero, solo les habían reportado que cargaban “ropa y cosas personales”.

Hurto de avioneta

Alfredo Adum Ziadé, empresario camaronero, señaló que el representante legal de la empresa de su familia, Granjas Marinas Doble A, Estéfano Adum Boschetti, denunció el hurto de la aeronave.

“Desconocemos por qué el piloto Franklin Xavier Lara Sarmiento entregó la avioneta al piloto Espinoza Aldás, quien murió en el accidente”, dijo Adum.

Además agregó que analizan demandar a Salcedo, ya que el costo de su nave bordea los 300.000 dólares.

“Esa avioneta estaba en nuestra empresa desde 1984 y nunca tuvo un solo accidente. Ahora la he perdido”, finalizó el empresario. (MGA)

TE RECOMENDAMOS