Exclusivo
Drama

Ayuda a Thiago a viajar a España y prolongar su vida

La leucemia sorprendió a una familia. Sin embargo, hay la posibilidad de un trasplante de médula, pero se lo realizaría en el Viejo Continente. Y requieren de tu ayuda

paciente
Ha recibido sus quimioterapias y el menor no se da por vencido.cortesía

Hace dos años y cuatro meses empezó la prueba para la familia Camposano Alvarado. Su hijo menor, Thiago Noé, fue diagnosticado con leucemia aguda cuando solo tenía cinco años de edad.

Desde entonces, sus escenarios y actividades cambiaron. Ya no había parques ni juegos, ahora les tocaba pasar entre hospitales y quimioterapias.

Sus padres, Guillermina Alvarado, de 42 años, y Carlos Camposano, de 54, han hecho de todo para que su pequeño no interrumpa el tratamiento y están contentos porque recibieron una buena noticia: Thiago puede prolongar su vida con un trasplante de médula ósea, que debe realizarse en Pamplona, España. Su progenitor es el donante compatible.

RELACIONADAS

Sus preocupaciones

Los esposos agradecen a Dios por esta bendición -el trasplante-, pero están preocupados por dos temas.

Su permanencia en el Viejo Continente será de un año, por el tratamiento que el menor debe recibir, y eso los angustia, pues tres menores de edad los esperan en casa: Jean Pierre, de 13 años; Marco Alberto, de 12, y Carlos Javier, de 10. Ellos quedarían bajo el cuidado de Olga, su abuela paterna, de 82 años.

“Por un lado estoy feliz porque mi Thiaguito tiene una esperanza de vida. Pero una es madre y yo digo: ‘mis otros tres niños comerán o no, se enfermarán’, y una sin poder hacer nada. Mi suegra con todo amor los cuida, pero es una adulta mayor”, manifiesta angustiada Guillermina.

paciente
Los controles de Thiago indican que está en buenas condiciones de salud. En la foto aparece con su papá, su donante.cortesía

Otro asunto que la tiene preocupada es que para poder ir a la Madre Patria, los tres necesitan sacar la visa Schengen con un valor de $ 97.30 por adulto y $ 48.65 por Thiago.

Aparte tienen que llevar un seguro médico por un año, que por persona son 800 ‘latas’ y duplicado serían 1.600 dólares.

La mujer menciona que es imposible reunir esa cantidad de dinero cuando se tiene el oficio de taxista.

“Mi esposo alquila su carro, no es el propietario. Al día hace unos 40 dólares, 20 paga por el auto, 10 para la gasolina y el dinero restante es para nosotros, aunque a veces saca con las justas para el vehículo y el combustible. La calle está dura y cuando se daña ese carro, se queda sin trabajar. Hay días en los cuales pierde muchas carreras por movilizarnos a los hospitales”, expresa.

‘Camellar’ desde ‘caleta’

Guillermina sostiene que no puede trabajar porque se dedica a sus pequeños, en especial a Thiago.

“No me quiero preocupar porque eso me bajaría las defensas y me puedo enfermar, pero quiero ver la forma en la cual pueda ayudar financieramente a Carlos, pero desde casa”, indica.

Ella anhela tener una tiendita para que todos den una mano y el dinero cubra en algo las necesidades de su familia.

RELACIONADAS

“Ya quiero que pase todo y volver a estar juntos. Sé que Dios tocará corazones y nos abrirá las puertas correctas. Sé que nos cuidará en España y a los nuestros en Ecuador”, finaliza. 

¿Quieres colaborar? Comunícate a los teléfonos 0979508182 o 0989446108. Toda una familia te lo agradecerá.

O puedes hacerlo a través de este número de cuenta: 2206739257, cuenta de ahorros del Banco Pichincha, a nombre de Venancia Guillermina Alvarado Escafi. Cédula: 0920599677.