Exclusivo
Actualidad

Babahoyo: Ciudadanos son amenazados y extorsionados

A los propietarios de negocios les envían mensajes por WhatsApp o les dejan casquillos de balas para atemorizarlos. Piden de 4 ‘lucas’ para arriba

babahoyo
El pasado 28 de agosto se realizó una marcha por la paz en las principales calles de Babahoyo.Tatiana Ortíz

Angustiados, temerosos y desamparados se sienten los comerciantes de Babahoyo, tras las últimas amenazas recibidas por parte de grupos delictivos que solicitan la denominada ‘vacuna’ (pagos extorsivos), a cambio de brindarles seguridad a sus locales.

Pero a estas tentativas de extorsión, también se suman los asaltos y robos que han sufrido algunos comerciantes y empresarios babahoyenses en las últimas dos semanas.

Por eso hoy, a partir de las 16:00, diferentes grupos gremiales, taxistas, comerciantes y ciudadanía en general saldrán a las calles para exigir seguridad frente a los hechos delictivos.

No le ‘pararon bola’ a panfletos

Las amenazas se originaron a inicios de junio pasado, cuando en varios establecimientos aparecieron panfletos en los que solicitaban dinero con mensajes intimidantes.

Sin embargo, en aquel entonces las amenazas que estuvieron dirigidas, incluso, hacia los negocios del alcalde Carlos German, y a un concejal de Babahoyo, no se ejecutaron.

El lugar de los hechos fue clausurado por la Intendencia del Guayas.

Guayaquil: Asesinaron a un hombre en clínica clandestina de rehabilitación

Leer más

Sin embargo, meses después el jefe de la Policía Subzona Los Ríos de ese entonces, coronel Patricio Romero, declaró que en esa investigación se determinó que dos internos de la cárcel de Guayaquil estarían relacionados en este caso, con la ayuda de una mujer.

Ahora, con una nueva investigación por las tentativas de extorsión, el nuevo comandante de la Subzona Los Ríos, coronel Willian Martínez, tampoco reveló detalles del trabajo realizado, pero aseguró que ya se identificaron a los posibles autores de las amenazas.

Ayer, durante su presentación, Martínez dijo que las puertas del Comando de Policía están abiertas para recibir a los afectados que aún no se han atrevido a poner una denuncia formal por las amenazas. “Nosotros estamos dispuestos a brindarles todas las garantías necesarias debido a que el mayor temor de las personas es que tomen represalias en su contra”, manifestó.

Los sospechosos dejan estos panfletos bajo las puertas de los locales.
Los sospechosos dejan estos panfletos bajo las puertas de los locales.Tatiana Ortíz

Pocas denuncias

En la Fiscalía, durante julio, se presentaron solo dos denuncias por el delito de extorsión. Mientras que desde el 1 al 26 de agosto se receptaron cuatro denuncias de extorsión consumadas y dos como tentativas, según datos ingresados al Sistema Integrado de Actuación Fiscal (SIAF).

Una de esas es la de Zoila Gómez, quien además ha solicitado unirse al programa de víctimas y protección a testigos, después del atentado que se registró en su restaurante tras rehusarse a entregar los 4.000 dólares y armas que le pedían desconocidos mediante llamadas telefónicas.

Xavier Rueda, propietario de un minimarket, fue la segunda víctima de este delito y que también hizo pública su denuncia al enterarse de que le habían dejado dos casquillos de balas en la ventana de atención rápida.

Rueda acudió a la Fiscalía a denunciar el hecho tras las llamadas extorsivas que empezó a recibir desde el sábado 21 de agosto. “Casualmente ese mismo día me encontré a la dueña del restaurante Zulú (Zoila Gómez), denunciando el mismo caso. Luego a ella le balearon su negocio el miércoles y ahora dejaron los casquillos en mi local”, contó.

El propietario del local no les siguió el ‘juego’ después de la primera llamada. Pero a través de mensajes por WhatsApp le exigieron dinero para las balas y la gasolina, todo eso acompañado de una foto del otro local que tiene en la avenida 25 de Junio. “De mi parte no recibirán ni un dólar y tampoco voy a alcahuetear actividades ilícitas de nadie”.