Exclusivo
Actualidad

Bala y sangre en Manabí dejaron dos muertos

Supuestos pillos huían tras asesinar a un policía en operativo vial y en el camino se impactaron con un burro que originó la muerte de uno de ellos

poli
El sargento Aladino Alonso Pilco Lizcano murió al instante por un impacto de bala que recibió en su espalda.

Tras provocar la muerte de un policía y herir a otro en el sitio El Achiote, de Pedernales, Manabí, la ‘pelona’ le puso el ojo a uno de los cuatro presuntos delincuentes responsables del crimen, y en su fuga, apenas 23 kilómetros más adelante, un burro se atravesó en su camino.

La prisa o el karma sentenció a muerte a  uno de los sospechosos, quien fue abandonado por sus compañeros junto a la camioneta de placa HCF-0490, a poca distancia del ingreso a Chibunga, que se encuentra en la vía Pedernales-El Carmen.

Los dos policías efectuaban un control en el sitio El Achiote, donde hay un patio de retención vehicular, en esa misma vía donde abandonaron la camioneta.

A eso de las 02:30 del jueves 14 de enero, los cuatro sospechosos pasaron por ahí y para evitar el control balearon a los uniformados, ya que presuntamente transportaban unas computadoras robadas, según informó Fary Montalvo, jefe del Distrito Pedernales.

El sargento primero Aladino Alonso Pilco Lizcano murió al instante por un impacto de bala que recibió en su espalda, mientras que su compañero, el cabo segundo Marlon Wilfrido Cagua Loaiza sobrevivió ya que el chaleco antibalas que portaba lo protegió de un proyectil que lo alcanzó.

Informes policiales revelaron que tras balear a los uniformados, los sospechosos les sustrajeron sus armas de dotación policial. El cabo Cagua fue trasladado de urgencia al hospital móvil de Pedernales, donde se encuentra estable,

“Lamentablemente a las 02:30, la unidad de Atahualpa se encontraba haciendo un operativo normal de control en la vía Pedernales-El Carmen. Interceptan una camioneta color gris de la cual salen cuatro individuos armados y atentan contra el sargento Pilco, quien fallece en el acto y queda herido el cabo Cagua”, sostuvo el oficial.

Agregó que se encuentran “haciendo verificaciones en la parte montañosa de Chibunga para tratar de identificar a todos los causantes de este lamentable hecho que nos ha causado dolor en las filas policiales”.

En redes sociales, miembros de la institución policial lamentaron el hecho y la pérdida de uno de sus compañeros a manos de la delincuencia. Quienes lo conocieron lo recuerdan como un policía ejemplar.

Era nativo de Santo Domingo y por ello se le rindió homenaje en una capilla ardiente en el Comando de la tierra Tsáchila.