Exclusivo
Actualidad

El barranco fue la tumba de cuatro personas

Las víctimas iban de paseo en una camioneta. Llegaron a una curva peligrosa y se salieron de la vía, cayendo al fondo de la hondonada.

Foto de Sistema Grana (33484480)
Las tareas de rescate se complicaron debido a la dificultad para bajar a la pendiente. Los cadáveres fueron trasladados a Quito.ANGELO CHAMBA

Alexandra Zurita escuchó un frenazo en la calzada del kilómetro 43 de la vía Calacalí - La Independencia, al noroccidente de Quito. Regresó la mirada y vio cómo una camioneta caía por una pendiente de unos 300 metros. “Se golpeaba varias veces mientras se daba las vueltas”, contó.

Cinco personas viajaban en ese vehículo, en sentido sur - norte, a las 08:30 de este viernes. Aparentemente, según los investigadores, iban de paseo, pues llevaban en el balde del vehículo cuatro bicicletas. Y Alexandra fue quien llamó al ECU-911 para pedir ayuda.

Cuando el Cuerpo de Bomberos acudió al sitio constató que de los cinco ocupantes del automotor, cuatro habían muerto. “Estabilizamos al sobreviviente y fue llevado a una casa de salud cercana”, informó Christian Logaña, teniente de Bomberos.

Los cuerpos quedaron en el fondo de la hondonada. Uno de ellos estaba atrapado en el vehículo, por lo que fue necesario cortar las puertas para sacarlo, según el socorrista.

Foto de Sistema Grana (33484482)
El Cuerpo de Bomberos de Quito realizó el rescate de los cadáveres.Angelo chamba

Sin embargo, esto no es novedad en la zona. Alexandra relató que en las noches se registran accidentes en esa curva, incluso hay un letrero de advertencia. Pero para el capitán Christian Carrera, jefe del Eje Vial Manuel Córdova Galarza, esto no es suficiente.

“Tuve una reunión con la Prefectura de Pichincha para que tome medidas en esta zona”, comentó.

Agregó que existen informes que sustentan esta petición y que se solicitó que se coloque un letrero gigante para advertir a los conductores y un muro de contención, ya que este se considera un “punto negro”. “La vía está mal concebida y a eso se suma la impericia de los conductores. Eso fue lo que pasó aquí”, dijo el gendarme.

Al sitio también llegaron agentes del Servicio de Investigaciones de Accidentes de Tránsito (SIAT) para tomar procedimiento. Los cuerpos fueron trasladados a la morgue de la Policía Nacional, en el norte de Quito.