Exclusivo
Actualidad

Más de 500 buses urbanos protestan en Guayaquil

Conductores exigen una solución para reducir el pago de cuotas de las unidades renovadas.

buses
Hecho. Los buses se han concentrado esta mañana en en los exteriores del ingreso principal del Puerto Marítimo.juan daniel ponce

Más de 500 buses urbanos no rodaron este lunes 7 de septiembre por las calles de Guayaquil. Esto se debió a un plantón convocado por diferentes representantes de las cooperativas de la ciudad realizado en la avenida 25 de Julio, cerca del ingreso principal al puerto marítimo.

La paralización inició a las 06:00 y con el paso de las horas se fueron sumando los conductores de la ciudad donde exigen al Gobierno que los ayude a buscar mecanismos para reducir el pago de las cuotas de las unidades que renovaron en los últimos meses.

Coincidieron en que la cifra asciende a más de $2.000 y, por las restricciones de movilidad, ausencia de alumnos, personas que hacen teletrabajo, entre otros factores, la demanda es la misma de la que había antes de la llegada de la pandemia de la covid-19.

RELACIONADAS

Así lo aseguró Ricardo Onofre, gerente de la cooperativa Transurtes, quien añadió que de los 2.600 buses urbanos que se contabilizan en la urbe, el 70 % tiene problemas con las entidades financieras por el pago de las cuotas. "Por eso queremos que el Gobierno nos escuche, nos atienda porque se seguirán sumando más buses", sentenció Onofre y sugirió que una de las soluciones es que se les permita fijar el pago de cuotas de $ 500 al menos por un año.

Rodrigo Ruilova, dirigente de la cooperativa Inti Rumiñahui, también se sumó a la protesta con 30 agremiados. Señaló que el principal pedido es que el Gobierno los atienda y no suspender el servicio de transporte urbano.

Hasta este punto también acudieron personal de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) y de la Policía Nacional, quienes difeccionaron a los conductores de vehículos particulares y pesados, pese a que las unidades se tomaron varios tramos de la transitada avenida.

"Pedimos establecer una cuota en base al flujo real de la ciudad. Y fijar una tabla de amortización progresiva", Marco Brazales, dirigente de la cooperativa José Joaquín de Olmedo.

TE RECOMENDAMOS