Exclusivo
Actualidad

¡A ‘camellar’ en galpones!

Más de 300 comerciantes informales ya atienden en la Francisco de Orellana, norte de Guayaquil. Se busca evitar 'pitos' cerca de la Bahía. 

comerciantes 4
Los informales esperan la realización de un censo para una reubicación.Amelia Andrade / EXTRA

La necesidad de llevar aunque sea un pan a casa hizo que Maritza Peralta y Laura Maya se conocieran ayer. Ellas se dedican al comercio informal, por lo que han vivido ‘en carne propia’ lo que es salir ‘sopladas’ con su mercadería, por disturbios o la presencia de los metropolitanos

Ayer fue diferente para ambas mujeres, que superan el medio siglo de vida. Ellas fueron parte del grupo de 310 vendedores reubicados en dos galpones situados en la Francisco de Orellana, cerca a Mucho Lote, que una empresa de productos naturales le facilitó al Municipio de Guayaquil.

Los comerciantes permanecerán en las instalaciones hasta finales de diciembre, una alternativa para evitar aglomeraciones en las inmediaciones de la Bahía y los mercados, que en ocasiones terminan en ‘pito’.

Maritza comenta que se dedica a la venta ambulante de ropa desde hace cinco años. “A mis 56 años nadie me dará trabajo. Ojalá que nos reubiquen, porque necesitamos trabajar”, expresó la mujer.

Mayra Ramírez, informal desde hace dos años, espera “ganar algo” con la comercialización de ropa femenina. Ella es madre soltera de un niño con discapacidad.

Apenas se enteró de la habilitación de los galpones, Mayra Maridueña se dirigió con sus tres pequeñas hijas para comprar juguetes.

“Aprovecho que es más tranquilo y no me expongo a que asalten”, señaló.

En el ingreso a las instalaciones se colocó una mesa para atender a decenas de comerciantes que desde la mañana buscaban un espacio.

Luis Chiriboga, jefe de Mercados, calcula que hay disponibilidad para unos cien vendedores más.

Recuerda que los galpones estarán habilitados de martes a domingo, desde las 08:00 hasta las 18:00.