Exclusivo
Actualidad

¡El capitán herido en una persecución policial continúa en estado crítico!

El oficial de Policía fue inducido a un coma y mañana lo levantaran los médicos para ver si existen secuelas luego del balazo que recibió en la cabeza

Crimen - Quito - Guamaní
Ayer llegaron al hospital colegas del oficial y otros ciudadanos para donar sangre.GUSTAVO GUAMAN

Un sargento de la Dirección Nacional de Muertes Violentas (Dinased) se sorprendió por el apoyo que recibió de la ciudadanía y de sus colegas uniformados.

Él está a cargo de coordinar con las personas que quieran donar una pinta de sangre para ayudar a su compañero, el capitán Pablo Villafuerte, quien recibió un disparo en la cabeza, el viernes 22 de enero, mientras perseguían a un presunto asesino en un operativo, en el sur de la capital.

Ahora permanece en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Metropolitano. Su condición es crítica y por eso la Policía realizó una campaña de donación de sangre para ayudar en su recuperación.

La tarde del sábado 23, el paciente fue inducido a un estado de coma para proteger su cerebro y procurar que mejorara su condición. Mañana lo reanimarán para conocer si hubo secuelas o complicaciones producidas por la herida. El proyectil ingresó por su frente y salió por la parte trasera de la cabeza.

Ayer llegaron varios colegas de Villafuerte y algunos civiles que quisieron apoyar con una muestra de sangre.

Crimen - Quito - Guamaní
El ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, acompañó a los familiares del herido.Cortesía

UN OFICIAL COMPROMETIDO

El capitán Darwin Castillo fue compañero de Villafuerte cuando ambos se desempeñaban como investigadores de la sección de desaparecidos en la Dinased.

El oficial lo recuerda como un agente entregado a su labor. “Cuando salíamos a buscar a las personas extraviadas, él nos sabía guiar. Era minucioso”, comentó.

El Hospital utilizará las pintas de sangre que sobren para otros pacientes que se recuperan.

Castillo también ha compartido ‘pelota’ con Villafuerte. Manifestó que solían jugar voleibol en sus tiempos libres. El oficial irá en estos días a donar su pinta se sangre. “Esperamos que se recupere pronto”, dijo.

El ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, visitó ayer al capitán y habló con sus familiares.