Exclusivo
Actualidad

Distribuidor de tráfico elevado en Santa Elena estará listo en cien días

Con esta obra se pretende dar fluidez de los vehículos que arriban desde Guayaquil por la vía San Vicente – San Pablo y de los que vienen del área norte de la península con dirección hacia Punta Blanca.

Imagen puente san pablo
Con esta obra se pretende dar fluidez de los vehículos que arriban desde Guayaquil por la vía San Vicente – San Pablo y de los que vienen del área norte de la península con dirección hacia Punta Blanca.Joffre Lino

Con el arribo de maquinaria pesada y la presencia de un grupo de obreros, la mañana de este lunes 11 de diciembre se reactivaron los trabajos en el distribuidor de tráfico vehicular elevado que se construye en la Ruta del Spondylus, en las inmediaciones de la comuna San Pablo, provincia de Santa Elena.

Con esta obra se pretende dar fluidez de los vehículos que arriban desde Guayaquil por la vía San Vicente – San Pablo y de los que vienen del área norte de la península con dirección hacia Punta Blanca.

Los trabajos estaban paralizados desde hace nueve meses y semanas atrás, un grupo de comuneros efectuaron una protesta debido a que los obstáculos colocados en la arteria donde se efectúa la construcción han causado accidentes de tránsito.

A la reactivación de las labores acudió, Hugo Valle, Subsecretario Zonal 5 del Ministerio de Transporte y Obras Públicas quien aseveró que la obra estará lista en cien días.

Actualmente la construcción se encuentra en un 60% en donde todos los pilares de hormigón han sido plantados.

Ahora las labores consistirán en la construcción de la estructura elevada junto a las respectivas rampas, vigas, losa, cableado eléctrico para la iluminación, además de todos los accesos, la inversión total es de tres millones doscientos mil dólares.

El área del intercambiador tipo trompeta es de 3.200 metros lineales, la obra ha sufrido dos retrasos, pues debió terminarse en diciembre del 2015; en el 2016 ocurrió la primera paralización, y las labores se retomaron a inicios de este año pero tan sólo fue en los dos primeros meses.

Valle indicó que los retrasos se debieron a un ajuste de diseño y a la situación económica del Estado, es que al principio su costo era de dos millones seiscientos mil dólares.

Para el comunero Pablo Gonzabay, el congestionamiento no podría solucionarse con el intercambiador, para este ciudadano al igual que otros habitantes de San Pablo el problema ocurre debido a que el puente sobre el río de la población es muy angosto.

“La carretera es de cuatro carriles y el puente es sólo de dos, entonces es allí que los vehículos forman el cuello de botella, la verdadera solución es la construcción de otro puente para que sean uno de ida y otro de venida, como existe en las poblaciones de la vía Guayaquil-Salinas”, explicó Gonzabay.