Exclusivo
Actualidad

Los 'chamos' no quieren tener más pitos en la Bahía 

Informales venezolanos dicen que por unos pocos compatriotas suyos, pagan todos. Se pospuso el anunciado plantón de comerciantes e indígenas locales

venezolanos
Los esposos Alexander Colmenares y Andreína Méndez venden empanadas y arepas en la Bahía. Indican que a Ecuador vinieron a trabajar.Jimmy Negrete / EXTRA

Un tanto ‘paniqueado’ (asustado), el venezolano Darwin Ramírez ofrecía la mañana de este lunes 7 de diciembre desayunos en el área conocida como La Cadena, en la Bahía de Guayaquil. Estaba ‘pilas’ ante algún posible llamado de atención de elementos de la Policía Metropolitana

Comenta que la situación está tensa desde que se intensificaron los controles luego del relajo que allí se formó el miércoles 2 de diciembre entre un grupo de comerciantes otavaleños y venezolanos, en el que los primeros llevaron la peor parte.

“Los que vinimos a trabajar deseamos la paz”, opina Ramírez, quien abandonó su natal Caracas hace dos años con su esposa Crisbel Salcedo y su hijo de ocho años.

Temor a la justicia indígena

Mientras que a Zenón Castro, oriundo de Carabobo, le preocupa el resultado de las confrontaciones. Espera que no se aplique la justicia indígena, como se advirtió en una protesta del viernes último.

“Lamentablemente, por unos pocos pagamos todos”, expresa el chamo de 59 años, quien labora en un local de accesorios para celulares.

Los esposos Alexander Colmenares y Andreína Méndez están conscientes de que hay buenos y malos coterráneos. “Los que vienen a crear problema deberían irse”, sostiene Andreína, quien con su pareja y su hijo de cinco años dejaron Barquisimeto ante la escasez de empleo.

Solo quieren trabajar duro

Andreína señala que cuando decidieron abandonar su querido Venezuela, la consigna fue trabajar. En Guayaquil se dedican a la comercialización de arepas y empanadas.

“Y así lo hacemos, trabajamos de domingo a domingo, desde las seis de las mañana hasta las once de la noche”, dice.

Kléber Fanjinez es propietario de un local de accesorios de celulares ubicado en la Bahía. Tras aclarar que no ha tenido problemas con chamos, indica que evita contratarlos por los ‘papeles’ que necesitan y las bajas ventas registradas este año.

Posponen protesta

Por lo pronto, representantes de comerciantes y de la comunidad indígena pospusieron el plantón que estaba previsto para ayer en los exteriores del Palacio Municipal, en rechazo a las agresiones y para solicitar un mayor control a extranjeros.

El dirigente José Guamán señala que están a la espera del resultado de una reunión entre la alcaldesa Cynthia Viteri y Gustavo Zúñiga, director de Aseo y Mercados.

venezolanos 2
Los chamos Édgar Caballero e Isaac Mujica se dedican al mantenimiento de celulares.Jimmy Negrete / EXTRA
TE RECOMENDAMOS