Exclusivo
Actualidad

Chats comunitarios, un freno a la delincuencia

En estos espacios se reportan robos a personas, a viviendas, fiestas clandestinas, aglomeraciones y otras irregularidades que se dan en Quito

Chat comunitario
Las denuncias son atendidas por los miembros de la Policía.Cortesía

Fiestas clandestinas, aglomeraciones, robos a personas y a domicilios son los reportes más frecuentes dentro de los chats comunitarios de la Policía Nacional, según Christian Rueda, vocero de la institución. Él asegura que se trata de grupos de WhatsApp dirigidos por los uniformados en los que la ciudadanía reporta novedades de los sectores.

Aunque se trata de un acto voluntario en el que cada persona acude a una Unidad de Policía Comunitaria y solicita ser integrado a estos grupos, la respuesta “ha sido buena”, asegura Rueda, quien también añade que el servicio está disponible a escala nacional.

Según el oficial, el objetivo de estos espacios digitales es involucrar a la gente en los temas de seguridad y cualquier otra actividad que beneficie a los barrios. “Además de disuadir la delincuencia, se usan también para mingas y seguridad ambiental, colocación de luminarias y pintura de paredes”, detalla.

Para Rueda, estas actividades, además de fortalecer la solidaridad entre vecinos, mitiga los sitios y oportunidades en los que se comenten los ilícitos. Es así como desde que se inició la declaratoria de emergencia por la pandemia han sido detenidos 2.826 sospechosos por robo a personas.

“El chat comunitario es una herramienta que ayuda a que la gente le diga a la Policía si ha visto algo inusual, un vehículo, una personas, una moto”, describe el vocero, mientras explica que otras 576 personas han sido detenidas por robo de domicilios.

Uso de la aplicación

Aunque el recurso está en vigencia desde hace unos años, la pandemia por coronavirus ha permitido que hoy se difundan de mejor manera. Su uso es ilimitado y está frecuentemente supervisado por los administradores (policías y líderes comunitarios) para resolver con premura las dudas ciudadanas.

Rueda añade que se trata de un espacio respetuoso en el que no hay lugar para contenido inapropiado, ventas o chistes. “Si incumplen las reglas se les hace un llamado de atención, pero hemos tenido pocos incidentes. Los usuarios entienden bien cual es el objetivo”, resume.

Durante cada turno de los uniformados, una persona está pendiente de los mensajes del chat.  Así se da solución a los problemas de los barrios las 24 horas del día. “Desde el 17 de marzo hemos capturado 883 bandas que se dedicaban a actividades ilícitas”, concluye.

Minga

Familia de La Comuna hace minga para arreglar un pasaje

Leer más

TE RECOMENDAMOS