Exclusivo
Actualidad

¡Donaron carne para los cocodrilos de Santay!

Luego de que EXTRA revelara la situación de estos animales, que no comían adecuadamente por la pandemia, los camales municipales regalarán alimento

Isla Santay
Los comuneros hicieron una minga a finales de agosto en el estanque de los cocodrilos.Cortesía

Luego de que Diario EXTRA revelara de que los cocodrilos de la isla Santay no se alimentaban adecuadamente desde hace cinco meses, estos recibirán una donación para su alimentación.

RELACIONADAS
La comida de estos animales, que son una atractivo de esta zona protegida que está a cargo del Ministerio de Ambiente, se compraba con los ingresos turísticos que genera la zona. Pero, al igual que muchos sitios en Guayaquil, ha permanecido cerrado a causa de la pandemia del COVID-19 desde el 15 de marzo pasado.

​Esto, además de afectar a los comuneros que viven del turismo, también derivó en que no se pudieran adquirir las más de 250 libras de pescado para el consumo de los 15 cocodrilos. Para ello, invertían 370 dólares mensuales.

Ante esto, los camales municipales decidieron donar carne. La Dirección de Bienestar Animal, en conjunto con la Jefatura de Camales, coordinaron la entrega de alimento. Este lunes 14 de septiembre de 2020, se realizó la primera entrega de alimento al biólogo Andrés Morán, administrador de Áreas Protegidas y Vida Silvestre en Área Nacional de Recreación de la Isla Santay.

La transportación de la donación se realizó vía marítima, partiendo desde el muelle municipal Caraguay hasta la Isla y estuvo a cargo de los Bomberos de Guayaquil, informó el cabildo.

Shirley Moreno, directora de Bienestar Animal, indicó que esta donación servirá para alimentar a los cocodrilos cada dos días, “y lo vamos a seguir haciendo durante todo el tiempo de pandemia. El trabajo es en conjunto entre Bomberos que nos ayudó con la movilización vía fluvial; Camales, por su donación de carnes y Bienestar Animal, que de hoy en adelante se encargará de abastecer de alimentos a estos reptiles”.
TE RECOMENDAMOS