Exclusivo
Actualidad

Comida, juegos y drones caídos en el bicentenario

La conmemoración de la independencia del Puerto Principal ‘pintó’ varias escenas en barrios. Un espectáculo planeado por el Municipio falló

GENTE EN LAS CALLES S (32595129)
En la 45 y la B, los moradores preparaban el palo ensebado para festejar a la urbe. También hubo un torneo de indor.Amelia Andrade / EXTRA

Este viernes 9 de octubre de 2020, Guayaquil amaneció calurosa. El sol parecía ‘abrazar’ a la ciudad por sus 200 años de independencia con 29 grados centígrados de temperatura promedio. Pero ni la sensación térmica ni los 14.149 casos de COVID-19 registrados un día antes en la urbe podían dañarle semejante fecha histórica al ‘guayaco’.

Sin importar el solazo, en las calles 45 y la B, por ejemplo, dos moradores bajaban de una camioneta cargando una larga caña guadua a las 11:35. Iban a usarla como palo ensebado para que los ‘pelados’ de la zona intenten subir por ella y llevarse premios.

A un costado de la vereda, en el portal de una casa, sobre una mesa plástica estaba colocado un delgado trofeo, de unos 20 centímetros de alto. Galardón físico que iba a entregarse al equipo infantil de indor que resulte campeón de un torneo organizado por los habitantes en honor al Puerto Principal.

“Hasta ahora tenemos dos equipos inscritos y esperamos tener más para empezar el campeonato pasado el mediodía”, dijo John Jaramillo, uno de los residentes del populoso barrio.

GENTE EN LAS CALLES S (32595130)
A los chiquillos de la 45 y la B les mostraron el trofeo que podían ganarse en el campeonato de indor.Amelia Andrade / EXTRA

Mientras él contaba sobre la actividad deportiva, un grupo de chicos se hacía anotar en un cuaderno por un adolescente para registrar su participación.

Junto a la mesa del trofeo estaba colocado un parlante negro sobre un pedestal. Los temas de última moda del reguetón ‘saltaban’ del aparato para animar al resto de los vecinos a salir e integrarse al festejo.

“Los adultos no vamos a jugar, queremos que los niños disfruten”, continuó explicando Jaramillo, momento en el que dos de sus ‘panas’ acomodaban dos pequeños arcos de metal en la calle.

En las casas aledañas de planta alta de ambos extremos colgaban templadas cintas con los colores de la bandera guayaquileña. Todo estaba listo y coordinado. El ‘billete’ para todos esos preparativos se recogió con anticipación para que no haya ‘barajo’, contó John.

LA 'JAMA', PERO ALGO ESPECIAL

En otros lugares en cambio la gente decidió celebrar a la ciudad no con fiestas barriales, pero sí cocinando algún menú algo distinto a lo cotidiano. En el ‘mall’ del piso, mercado al aire libre, ubicado en las calles 24 y la E, famoso por ser ‘baratero’, los vendedores trataban de vender todas las verduras que pudieran.

Bahia

La Bombón: "El guayaco es como el vaso de agua... No se le niega a nadie"

Leer más

Una comerciante indicó que muchos de sus clientes estaban comprando ingredientes para hacer ensalada rusa. Y ella estaba preparada para ganar algo más de lo habitual, valiéndose de la algarabía parrandera de ayer.

Ahí y en tiendas cercanas, el uso de mascarillas parecía una lotería entre los presentes. Unos las cargaban, otros no, sin importarles tampoco qué tan cerca podían estar entre sí. Lo importante era comprar para cocinar y calmar la ‘leona’.

POCOS 'CHUMADITOS'

Cerca de aquel punto y de otros colindantes, también pertenecientes al suburbio, casi no se observó a ‘galladas’ alzando el codo, tomando unas cervecitas para refrescarse del calor.

Algunos aprovecharon el asueto para dormir hasta tarde, pero cuatro amigos de avanzada edad, en la 22 y Ayacucho, prefirieron ‘instalarse’ desde temprano para ‘hacerle’ al cuarenta, el tradicional juego de cartas.

César Estupiñán, Iren Tomalá, Ricardo Bohórquez y Javier Borbor se sentaron fuera de una tienda, aprovechando la cercanía de dos árboles que les brindaban sombra. La partida valía 0.25 centavos, comentaron, porque la idea no es perder tanta plata.

GENTE EN LAS CALLES S (32595085)
Cesar Estupiñán y sus amigos en la mañana jugaron naipes en su bario, la 22 y Ayacucho.Amelia Andrade / EXTRA

“Ya a estas alturas de nuestra vida no podemos andar en tanta fiesta. Mejor nos dedicamos a jugar tranquilos”, mencionó Bohórquez.

¡DRONES AL AGUA!

El saludo a la Aurora Gloriosa, realizado en la madrugada en la Plaza de la Administración, en el exterior del Municipio de Guayaquil, no salió como lo planificaba el Cabildo.

La fiesta de drones, prevista en el acto cívico, se ‘desinfló’. Los asistentes al acto se preparaban para mirar en el cielo el espectáculo de luces que 300 de estos dispositivos iban a proyectar.

El show se vio atropellado por un detalle técnico. Al intentar encender las luces de la Alcaldía se activó también la red Wifi, “y los drones no pueden tener interferencia digital de nada”, explicó luego Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Pública de Turismo.

Aún así, los pilotos de los drones intentaron volarlos, aunque eso causó que algunos caigan al río, según confirmaron testigos a este medio. Para la noche de este viernes estaba previsto otro intento en la sesión solemne en el Yacht Club.

RECONOCIMIENTO POR LOS AÑOS DE FUNDACIÓN

Durante la sesión solemne celebrada en el Municipio por la mañana, los diarios EXPRESO Y EXTRA fueron reconocidos por sus 47 y 45 años de fundación, respectivamente.

RECONOCIMIENTO MUNICI (32595913)
En la sesión solemne se reconoció a varias empresas, entre ellas a los diarios EXPRESO y EXTRA.Christian Vásconez / EXTRA

Carlos Alfonso Martínez Bruno, gerente digital de ambos medios, recibió la condecoración.

TE RECOMENDAMOS