Exclusivo
Actualidad

Coronavirus: la vacuna será gratis pero no te la podrás poner si ya te contagió el 'bicho'

No se podrán combinar dosis de laboratorios diferentes y las primeras llegarán dentro de cajas térmicas. Esto es lo que debes saber sobre el arribo de las vacunas contra la Covid-19 a Ecuador

vacuna covid
Las vacunas llegarán al país desde de enero próximo.Freepik

Luego del anuncio de las autoridades ecuatorianas de Salud sobre la llegada de las primeras dosis de una vacuna contra el SARS-CoV-2 en enero próximo, la pregunta que todos se hacen es cómo va a ser la planificación, ejecución y seguimiento del proceso de vacunación contra la Covid-19 en el país.

Hasta la fecha, Ecuador mantiene cuatro acuerdos para el acceso a 18 millones de dosis de este medicamento: con la farmacéutica Pfizer y su aliada BioNTech para la adquisición de 2 millones de dosis; con la organización COVAXX (subsidiaria de la estadounidense United Biomedical) para la compra de otros 2 millones; con el laboratorio británico AstraZeneca para 7 millones más; con la iniciativa Covax Facility a la que se adhirió en octubre pasado y que proporcionaría 7 millones de las vacunas más avanzadas.

Esta cantidad, que buscará inmunizar al 60 % de la población, corresponden a un anticipo de $ 20 millones dentro de una inversión total para vacunas covid que se proyecta en alrededor de $ 200 millones. Así comenta a este diario Xavier Solórzano, viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud.

Pero, de todas estas alternativas, solo 50.000 dosis de Pfizer llegarán en enero de 2021 a territorio ecuatoriano, mientras que el resto (tanto la cantidad faltante de Pfizer como la cantidad acordada con las otras farmacéuticas) llegarían de forma paulatina a partir de marzo próximo.

Ahora bien, varios expertos cuestionan una falta de logística para almacenamiento, transporte y para capacitar al personal médico y población. Ante esto, Solórzano da algunas indicaciones de cómo será el proceso.

¿PARA QUIÉN ESTARÁ DISPONIBLE Y CUÁNTO COSTARÁ LA VACUNA?

El viceministro sostiene que el Ministerio de Salud Pública (MSP) está elaborando un plan de vacunación específico para Covid-19 que parte de tres puntos: identificar a la los grupos blancos (quiénes se van a vacunar), determinar los recursos necesarios (jeringuillas, suero fisiológico y demás insumos) y reconocer la ubicación de las unidades y la distribución de los puntos de vacunación.

Respecto a este último punto, Solórzano aclara que se planea habilitar 10.000 puntos en todo el país en colaboración con el sector privado. Estarán todos los centros de la red pública de salud, pero también farmacias, donde se instalarán brigadas para facilitar el acceso a la vacuna.

Salud no obligará a los ciudadanos a que se vacunen contra el virus, pero sí alentará a hacerlo a través de una campaña que iniciará en los primeros días de enero y en la que se informará sobre el proceso de vacunación. La vacuna será gratuita para toda la ciudadanía (afiliados y no afiliados al seguro social) y distribuida al inicio solo por el MSP.

La vacuna es gratuita ya que se trata de una inversión en salud pública. La vacunación contra la Covid-19 es una política de estado.

En cuánto a la determinación de quiénes no tendrán acceso al medicamento, el funcionario deja claro que las personas que ya se han contagiado por el coronavirus no podrán vacunarse. “Administrar la vacuna a una persona que ya ha tenido la infección anteriormente podría ser un riesgo”, defiende.

Sin embargo, el 12 de diciembre, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, también referido como CDC por las siglas de su nombre en inglés, recomendó la vacunación a personas que ya han tenido COVID-19 puesto que brinda "inmunidad a largo plazo" según quedó constatado en un documento con las consideraciones clínicas para el uso de la vacuna Pfizer. Hasta el momento, las autoridades sanitarias de Ecuador no se han pronunciado al respecto.

Por otro lado, Solórzano explica que las dosis no serán intercambiables, por lo que si una persona llega a vacunarse con el biológico de Pfizer, por ejemplo, su segunda dosis de vacunación tendrá que ser únicamente con el medicamento de esa misma farmacéutica

RELACIONADAS

LAS DOSIS LLEGARÁN EN CAJAS TÉRMICAS

La vacuna producida por Pfizer, que es hasta ahora la primera que llegará al Ecuador, requiere estar almacenada a menos de 70 grados centígrados para conservarse, por lo que en el país ya plantea una pregunta clave: ¿Cómo se va a almacenar?

Pfizer creó unas cajas térmicas -de un tamaño similar a los contenedores que utilizan para transportar pizzas a domicilio- que pueden conservar las vacunas en ultracongelación hasta por 15 días con la única condición de ir cambiando el hielo seco, señala Solórzano. También revela que ya se tiene un acuerdo inicial con la empresa europea Linde para que sea el proveedor de ese hielo seco y así poder garantizar esa parte de la cadena de frío.

La cantidad máxima de dosis de vacunas que vendrán en estas cajas es de 4.875 dosis, distribuidas en 5 bandejas con 975 dosis cada una. A su vez, las cajas incorporarán un dispositivo con localizador de GPS que no solo va a controlar la ubicación, sino también la temperatura, y toda esa información va a estar siendo registrada en los servidores de Pfizer.

El margen de tiempo para aplicar las vacunas una vez que se abre la caja térmica va a depender de cómo se la mantenga: si es a temperatura ambiente, el frasco puede mantenerse hasta por seis horas, mientras que su preservación se extenderá a 24 horas si se utiliza refrigeración.

​Las vacunas de otros laboratorios, que no tienen este tipo de particularidades, explicó Solórzano, llegarán al aeropuerto y serán transportadas al Banco de Vacunas. Luego de la dosis inicial, la de refuerzo deberá aplicarse en 21 a 28 días, según la marca.

CONTROL DE LOS VACUNADOS

Para dar seguimiento médico a los vacunados y controlar el manejo logístico, Solórzano menciona que están en coordinación con el sector privado para desarrollar un sistema de trazabilidad de la vacuna que digitalizaría el proceso.

Se trata, en un principio, en un plan de seguimiento sanitario que se realizará cruzando la información que cada persona tiene en la cédula de identidad con la historia clínica que deberá tener en el MSP.

Lo que vamos a diseñar son códigos bidimensionales como el QR para registrar los datos de las vacunas, además de información relacionada a cuándo se administró, a quién se le administró y donde vive esa persona.

Esto ayudará, según Solórzano, a establecer un seguimiento a la población no solo para una segunda dosis, sino también para conocer si los vacunados desarrollan algún tipo de efecto adverso. Asimismo, a través de esa información, se hará una medición de anticuerpos para determinar la respuesta inmunitaria de cada individuo.

Por otro lado, y en relación a los dos reportes existentes de reacciones alérgicas en el día del lanzamiento de la vacuna Pfizer en Reino Unido, el viceministro aclara que va a existir en Ecuador una prueba de tamizaje basado en encuestas sobre la condición de salud de cada persona.

“Tenemos previsto, inclusive, hacer pruebas rápidas de anticuerpo para medir si hay o no presencia de ellos”, recalca y enfatiza en que “si una persona tiene alergia es recomendable no vacunarle porque la alergia es una reacción propia del organismo y es una reacción individual a ciertos agentes externos”.

La planificación hasta ahora mencionada dependerá de la capacidad de las compañías farmacéuticas para distribuir las vacunas y de cuántas podría recibir y administrar el país.