Exclusivo
Psicología

La cibercondría, otro de los trastornos incentivados por la pandemia

Es la hipocondría pero digital. Afectaría más a los hombres. Quienes la padecen pueden recurrir a la automedicación y poner en peligro sus vidas

cibercondría
La mayoría de la información que revisa no es 100% certera.Pixabay

Te ves un lunar en la cara y ya te imaginas en una cita oncológica, pues piensas que esa carnosidad es un cáncer. O, a lo mejor, por el frío de esta temporada te viene un ligero dolor en los huesos y te imaginas una artrosis, una enfermedad degenerativa e incurable. Todo lo ve de manera fatalista.

¿Este tipo de pensamiento se ha incrementado debido a tu excesiva navegación por internet? ¿Revisar estas informaciones te da más calma, que hacer cualquier otra actividad?¿Hablas todo el tiempo de esta clase de temas?

Si tus respuestas son afirmativas, es probable que padezcas de cibercondría, que es una derivación de la hipocondría, es una extrema preocupación por padecer alguna enfermedad, lo cual le genera miedo, ansiedad, desesperación y la persona tiende a autodiagnosticarse por la información recibida por medios externos tecnológicos, antes de escuchar a un médico. Es decir redes sociales, sitios web, entre otros, sostiene la psicóloga Nicole Orozco.

“En su mayoría lo que revisa no es información 100% certera. Es más sus ‘valoraciones’ son síntomas benignos y los cree malignos. No solo busca síntomas, también recomendaciones, casos, tratamientos, medicamentos y más”, dice Orozco.

RELACIONADAS

La psicóloga clínica Susana Osorno manifiesta que este problema se ha agudizado con la COVID-19. Por lo general estos sujetos no se quedan satisfechos con la información que revisan, no llenan sus expectativas, buscan, buscan y buscan…

woman-410320_960_720
Esta conducta se puede generar por una excesiva búsqueda de información digital. Más predisposición tiene los hipocondríacos.Pixabay

Osorno considera que la cibercondría se presenta más en hombres, que en mujeres. “Nosotras podemos conversar con nuestra mamá. hija, vecina, comadre, ellos, de pronto por el machismo se guardan todo, lo cual causa más sufrimiento y cae más en esta práctica”, expresa Osorno, quien opina que este tipo de comportamiento también puede darse es para llamar un poco más la atención de los otros. 

No se sienten capaces de ser amados o de llamar la atención de los otros con sus logros, entonces se aferran a esto de las redes sociales y el internet para hallar una enfermedad”, menciona Osorno.

A las expertas en salud mental les preocupa la automedicación y que esta pudiera traer efectos secundarios. De igual manera se pueden consumir dietas extremas, sin aprobación científica. “Por su ansiedad pueden tomar cualquier cosa y poner en peligro sus vidas”, precisa Osorno.

Orozco indica que no hay que creer todo lo que se ve en redes. Asimismo ignorar los comerciales de fármacos, para evitar la automedicación. En caso de identificar comportamientos obsesivos, lo mejor es desvincularse un tiempo del internet. Haz actividades reales: sale, conversa, mantén la mente ocupada

Anime a las personas que padecen este trastorno a recurrir a las actividades al aire libre. Trate de generarle nuevos recuerdos, para que no esté en lo mismo y lo mismo. Y no se aleje, pues aislarlos es una de las medidas que toma quienes los rodean; esto solo hará que caiga más en esta conducta.