Exclusivo
Actualidad

La COVID-19 doblega al Hospital del IESS Sur, de Quito

En el hospital centinela más grande de Pichincha se registran 250 pacientes respiratorios diarios, todos son graves. Autoridades advierten el colapso.

HOSPITAL IESS SUR COV (33151617)
Las carpas que se instalaron en los parqueaderos están llenas.HENRY LAPO

En la capital, la situación también es crítica... el IESS del Sur, hospital centinela –el más grande de Pichincha– está al 110 % de ocupación por casos de COVID-19. Causa preocupación.

Sus autoridades advierten que si las cosas siguen así, pronto habrá quienes no tengan acceso a atención hospitalaria. 

“Estamos en un punto de pandemia como nunca antes lo había vivido el Hospital Quito Sur”  Francisco Mora, coordinador de Vigilancia Epidemiológica del hospital

Hasta el 23 de marzo se han registrado en la capital 99.528 casos confirmados y han fallecido 2.238 personas. El último fin de semana, los pacientes, que sobrepasan los 250 diarios, tuvieron que esperar en las sillas e incluso en el piso por atención.

“Llegaban ambulancias tras ambulancias”, comentó Carolina Cárdenas, familiar de un paciente con COVID-19.

Damián Urresta llegó el miércoles con síntomas y fue atendido en emergencias, pero debió esperar dos días por una habitación. “Estuve en la silla con oxígeno y con las pastillas”, comentó.

Según Álvaro Gaibor, gerente del centro hospitalario, “ya no se pueden ampliar más espacios", pues ya se pusieron camas extra en el área de cafetería, endoscopía y las carpas donde funcionaba el estacionamiento.

Otra de las preocupaciones es que los pacientes respiratorios que llegan, todos son graves e incluso necesitan cuidados intensivos. Ya existen 38 personas en espera, porque los 49 espacios están ocupados en UCI.

Las personas que tuvieron que esperar fueron atendidas, pero las autoridades temen que la imposibilidad de recibirlas en los próximas días se convierta en un factor de aumento de mortalidad. “Puede que no haya quién los atienda, se van a morir”, enfatizó Gaibor.

En el último reporte se registran las 336 camas de cuidados leves e intermedios ocupadas. Durante la pandemia se han atendido al menos a 75.000 pacientes con síntomas respiratorios.