Exclusivo
Actualidad

COVID-19: Vendió su cabello para comprarle un tanque de oxígeno a su abuelo

Viral. La desesperación para que su abuelo no falleciera llevó a que una joven vendiera su larga cabellera

cabello
Ana Paula, de 16 años, cortó su cabello para ayudar a su abuelo.Milenio

“Prefiero perder mi cabello que perder a mi abuelito”, escribió Ana Paola Romero, de 16 años, oriunda de Guadalajara (México). Su melena que alcanzaba a su cintura tuvo que ser sacrificada para recaudar el dinero que su familia necesitaba para comprar un tanque de oxígeno, luego de que su abuelo enfermera por la COVID-19.

“Lo que me angustia es la situación en la que está mi abuelo Jesús de 68 años y mi tío José, de 47”, relata para Milenio. La oxigenación de su ser querido había bajado hasta un 40 %, asustada por la situación, no lo pensó dos veces, y le pidió a su hermana que le tomara una foto para subirla a redes sociales y así pudiera vender su cabello. 

“Vendo mi cabello para comprar un tanque de oxígeno para mi abuelito, tiene covid, su oxígeno hoy bajó mucho y quiero ayudar a mi familia a conseguir dinero”

Ana cuenta en el medio mexicano que su cabello medía 73 centímetros, para cuidarlo usaba una serie de tratamientos durante dos años. “Era muy cuidadosa al cepillármelo y duraba horas en el espejo haciéndome mil peinados que he aprendido”, añade.

sharma covid-19

Desgarrador relato de mujer que vio morir a su madre por COVID-19

Leer más

La adolescente confiesa que el día que fue a cortar su cabello quiso llorar, más aún cuando la estilista la elogió por su acto de solidaridad. Por su cabello le pagaron más de 200 dólares que le sirvió para los gastos de su abuelito. “Se compró el cilindro del oxígeno, pero en menos de dos horas se fue porque se puso el fluido a la capacidad más alta para que le subiera su saturación”, explica.

Pese a su esfuerzo, lamentablemente, la familia necesita alrededor de 500 dólares al día para la recuperación del adulto mayor. Por el momento, según la joven, han gastado más de 4 mil dólares en fármacos, oxígeno y atención médica.

“La situación de mi abuelo es delicada, tiene diabetes, pero no quiere ir al hospital, no quiere estar solo, prefiere luchar por su vida a lado de mi abuela Santa Fuentes, quien también está contagiada y en este momento veo dormir junto a él”, finaliza. El relato se convirtió en viral en las redes sociales y conmovió a los internautas, quienes tomaron la historia como un llamado de atención sobre la situación que se vive a nivel mundial por la pandemia.