Cuerpo de joven envenenado pone a correr a bomberos y personal del MSP de El Empalme
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

Cuerpo de joven envenenado pone a correr a bomberos y personal del MSP de El Empalme

Mientras intentaban salvarle la vida vomitó y los gases contaminaron el centro de salud donde había sido llevado

vite
Momentos en que los socorristas cargan el cuerpo en una ambulancia para llevárselo embalado directo al cementerio y así poder descontaminar el centro de salud.Daniel Vite

La muerte de Jonathan Alexis Bravo Gongora, de 25 años, puso en jaque al personal del Ministerio de Salud Pública (MSP) del cantón El Empalme.

El joven se suicidó tomando veneno, por lo que fue llevado desde el sector Sánchez González hasta un centro de salud de la localidad, donde los galenos intentaron salvarle, pero todo fue en vano.

Pero al momento que lo estaban atendiendo, el paciente vomitó y los gases empezaron a contaminar el área donde de se encontraba junto a los médicos.

Ante la situación llamaron a los miembros del Cuerpo de Bomberos para que acudan a dar soporte.

Descubren el veneno

El jefe del Cuerpo de Bomberos de El Empalme, Wester Cela, refirió que lo primero que hizo fue revisar la etiqueta del producto ingerido por el suicida y descubrieron que se trataba de un producto altamente peligroso por su contenido de fosfato de aluminio.

Rápidamente acordonaron el área y empezaron a equiparse de pies a cabeza para ventilar y desintoxicar el sitio.

A médicos y bomberos les preocupaba que el vómito del joven que se había regado. "Preguntamos al distribuidor del químico y nos dijo que no lo podemos rociar con agua y además que era explosivo por lo que podía desencadenar una contaminación masiva", explicó Cela.

RELACIONADAS

Además resaltó que el veneno reacciona con el agua por lo que les tocó utilizar productos para poder aplacar el problema.

Evacuaron el sitio

El cadáver de Bravo estaba dentro del centro de Salud. Eran cerca de las 22:00 del jueves y el personal de Criminalística trató de llevar el cuerpo a la morgue de Quevedo. Sin embargo, no lo hicieron para evitar la propagación de los gases que emitía el cadáver.

Los bomberos decidieron embalar el cuerpo con tres fundas gruesas, y llevarlo directamente al cementerio para sepultarlo en una fosa de al menos tres metros de profundidad.

Los familiares, quienes no refirieron al tema, llevaron el cadáver en horas de la madrugada para sepultarlo.

vite1
Personal especializado tuvo que hacerse cargo de una situación insólita en el centro de salud.Daniel Vite

Sobre el joven se conoció que tenía problemas de adicción. Dejó a dos menores en la orfandad y con un dolor a sus familiares quienes no comprendían porqué tomó esta decisión.

Pedirán informe

Cela indicó que empezarán a pedir un informe a Agrocalidad para saber los productos que expenden para los agricultores.

La idea es que no vaya a existir este tipo de casos inusuales que pueden terminar en una tragedia o en un problema sanitario de consideración.