Exclusivo
Actualidad

Un hombre fue decapitado por su propio auto en Quito

Un hombre murió en un accidente de tránsito en la avenida Simón Bolívar, en Quito. La policía investiga las causas del siniestro. 

Accidente - Simón Bolívar - Muerto
El accidente se registró a las 07:50 de este domingo 1 de agosto del 2021.GUSTAVO GUAMAN

La mañana de este domingo, 1 de agosto del 2021, un hombre murió luego de que su vehículo se volcara en la avenida Simón Bolívar, a la altura del barrio Santa Rosa, en el nororiente de la capital.

Lo impactante del caso es que cuando llegaron los equipos de socorro a la emergencia encontraron la cabeza del hombre desprendida del tronco y su rostro era irreconocible.

Luis Pilisita, sargento del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT), explicó que la tipología del accidente fue una pérdida de carril de circulación con estrellamiento. Además informó que el nombre de la víctima era Stalin Chalán y que las placas del vehículo pertenecen al Carchi.

El agente dijo que se realizarán las pericias necesarias para determinar cuál habría sido la causa del accidente de tránsito.

FAMILIARES RECIBEN LOS (6570762)

Entregaron muerto ajeno... ¿y el suyo?

Leer más

El auto terminó ‘boca arriba’ y dentro de la cuneta que está a un costado de la vía. Una grúa lo levantó y el sargento Pilisita descartó que el auto habría sido impactado por otro, porque no había marcas de aquello.

Los familiares de Chalán llegaron horas después y recogieron las pocas cosas que quedaron en la vía y pudieron reconocer que le pertenecían a su pariente.

Sin embargo, presumió que el conductor estaba sin cinturón de seguridad “porque sino se habría quedado dentro del auto y no saldría expulsado”.

Los agentes de tránsito que tomaron procedimiento creyeron que el momento del choque, el parabrisas y parte del techo cedieron y desprendieron la cabeza de la víctima.

El hecho se registró a las 07:50. El cadáver fue llevado hasta el Departamento de Medicina Legal.

Accidente - Simón Bolívar - Muerto
Los familiares de la víctima no podían creer la forma en la que murió.GUSTAVO GUAMAN