Exclusivo
Actualidad

¿Por qué se tarda el reconocimiento de cadáveres?

Una de las causas es el avanzado estado de descomposición que en ocasiones presenta cada cuerpo

Levantamiento de cadáveres
Algunas de las personas fallecidas en la época más dura de la pandemia, aún no han sido identificadas. Archivo / EXTRA

Uno de los calvarios ocasionados por el coronavirus fue la muerte de varios ciudadanos ecuatorianos, afectados por la enfermedad. Y, como consecuencia de ello, algunos de estos cadáveres no han podido ser reconocidos rápidamente.

Los familiares de los ‘caídos’ durante la pandemia cuestionan la tardanza y anhelan que dicho proceso sea más ágil. A propósito de ello, el pasado martes, un grupo de afectados por tal situación fueron convocados a una reunión en las oficinas de la Defensoría del Pueblo, en Guayaquil, cita en la que por la vía virtual, un funcionario público les explicó las razones por las que ocurre dicha problemática.

Miguel Moreno Rojas, antropólogo forense de Medicina Legal de la Policía Nacional, fue quien se pronunció al respecto. Aclaró que un primer paso para un reconocimiento, es el cotejamiento de las huellas dactilares de un cuerpo con el registro de las mismas huellas existente en el Registro Civil. Pero a veces hay trabas para ello.

“Se dificulta el proceso, básicamente porque el cadáver presenta desgaste, presenta deterioro del tejido en ese nivel”,Miguel Moreno Rojas, antropólogo forense.

Esta misma ‘piedra’ en el zapato podría repetirse en el estudio antropológico (análisis integral del ser humano, incluyendo sus características físicas), que es el segundo paso para la identificación de una persona fallecida. “El cuerpo se ha degradado y hay rasgos físicos que va perdiendo, que ya no se pueden ver”, acotó el experto.

El tercer proceso que se aplica, una prueba de ADN entre el cadáver y muestras tomadas a sus parientes, puede tomar mucho tiempo porque los especialistas no siempre cuentan con allegados idóneos para realizarles dicha prueba.

“Muchos de los familiares no son directos, y algunos que sí lo son ya han muerto. Entonces hay que generar un protocolo de inhumación, a través de una orden fiscal, que nos permita extraer una muestra de los familiares directos y que se encuentran fallecidos. Hay que exhumar”, dijo Moreno.

TE RECOMENDAMOS