Exclusivo
Actualidad

Naranjal recibió a su hija ‘perdida’ desde 1948

Tras un largo viaje de 28 horas, la adulta mayor fue recibida por sus familiares que habitan en Guayaquil, y su sobrina Jinna Torres Paredes, originaria de Naranjal.

LLEGADA DE LA TIA VICTORIA
Tras un largo viaje de 28 horas, la adulta mayor fue recibida por sus familiares que habitan en Guayaquil, y su sobrina Jinna Torres Paredes, originaria de Naranjal.Jorge Quimí

Como estaba previsto. Victoria Torres Espinoza, a quien sus familiares creían muerta desde 1948, arribó desde Perú, a Guayaquil, a las 18:30 del sábado 15 de octubre.

Tras un largo viaje de 28 horas, la adulta mayor fue recibida por sus familiares que habitan en Guayaquil, y su sobrina Jinna Torres Paredes, originaria de Naranjal.

Luego del emotivo saludo, a Vicky, como la conocen en Lima, donde residió por 68 años, se la embarcó en una camioneta doble cabina para trasladarla hasta su querido Naranjal, cantón que la vio nacer en 1917.

Allá, el resto de sus familiares la recibieron con un escenario colorido adornado con globos blancos, lilas y rosados. También hubo torta, bocaditos y flores.

El alcalde de la ciudad, Marcos Chica, le dio la bienvenida. Vicky lloró al escuchar tan afectivo recibimiento. Pero su emoción subió cuando tuvo frente a frente a su sobrina Laura Torres Acuria, con quien en su juventud compartió muchas vivencias.

Su sobrino William Torres, acompañado de otros vecinos, le dieron una serenata que arrancaron lágrimas a la viajera.

El agasajo duró hasta cerca de la media noche. Sus allegados la llevaron a descansar porque al siguiente día iban a continuar con el festejo.

Los Torres se mostraron agradecidos con EXTRA y con todas aquellas personas del vecino país de Perú, que hicieron posible el regreso a casa de quien creían muerta, a raíz de su partida a Lima en 1948, cuando se fue, al parecer, motivada por una decepción amorosa.