Exclusivo
Actualidad

Caso niñas desaparecidas: ¡Desobediencia fatal!

Las progenitoras revelaron que les habían advertido a sus hijas lo peligroso que era meterse al trasvase Daule-Chongón. Esta vez, no hicieron caso.

Sentada en el suelo, cerca del trasvase en la vía a la costa, Ana Cuzme Caicedo lloraba desconsolada por la desaparición de su hija.
Sentada en el suelo, cerca del trasvase en la vía a la costa, Ana Cuzme Caicedo lloraba desconsolada por la desaparición de su hija.Gerardo Menoscal

“¡Por qué Dios mío!, ¿Génesis, dónde estás hijita?”, repetía desconsolada la mañana de ayer Ana Cuzme Caicedo, la mamá de una de las dos menores de edad que al mediodía del lunes se habría ahogado, mientras se bañaba en el conducto conocido como canal de la muerte.

Este tramo del trasvase Chongón-Daule está ubicado en la cooperativa Voluntad de Dios, sector de Monte Sinaí, noroeste de Guayaquil.

Escasamente a un metro de distancia de Ana, recostada a un árbol permanecía Laura Tigua Muñoz, la progenitora de Kimberly, también desaparecida.

Jessenia Cuzme miraba el canal donde desapareció su sobrina.
Jessenia Cuzme miraba el canal donde desapareció su sobrina.Gerardo Menoscal

Las dos madres albergaban la esperanza de que sus hijas estuvieran vivas y de que pronto las volverían a ver correteando por sus casas o sentadas con sus teléfonos recibiendo las clases virtuales. Los familiares que las acompañaban en este duro momento les daban palabras de aliento. Sin embargo nada podía contener sus lágrimas por esta tragedia.

“He sido padre y madre para mis cuatro hijos. No estaba en casa, me encontraba trabajando, mis hijos quedan al cuidado de una hermana. Antes de irme les dije que no salgan. Pero Génesis, al parecer, fue a la tienda. Allí se encontró con sus amiguitas y juntas se fueron al canal para bañarse”, contó con su voz entrecortada Ana.

Mencionó que Génesis, de 10 años, era la segunda de sus hijos, cursaba el sexto año de básico en una escuela del sector y que a las 13:00 la llamaron para decirle que ella había sufrido un accidente.

Jessenia Cuzme suplica por ayuda para localizar a su sobrina Génesis de 10 años, desaparecida mientras se bañaba en este caudal.

Familiares de menores desaparecidas en canal de la muerte piden ayuda para encontrarlas

Leer más

Dolor en el barrioGénesis y Kimberly vivían en la misma cuadra. El trasvase donde se bañaban queda a 300 metros de sus casas.

“Me dijeron que regrese a casa. Desde que mi hija desapareció no he comido, no he podido dormir, solo le pido a Dios que me la devuelva”, comentó Cuzme, quien labora como auxiliar de limpieza en una empresa de la ciudad.

La progenitora de la otra menor relató que ella y su esposo salieron de su vivienda para realizar unas compras y que retornaban a su hogar cuando les avisaron de la desgracia que hoy la tiene con el corazón destrozado.

Le habíamos dicho que es peligroso bañarse en el canal. Dicen que mi hija intentó salvar a la otra niña que se estaba hundiendo”, George Borbor, padre de Kimberly.

“Me cuentan que sus amigas la fueron a ver a la casa. Mi hija sabía nadar desde que tenía seis años. Pero aún así le decía: ‘mijita no vayas a ese canal, es peligroso, te puede pasar algo, mira que varias personas se han ahogado’, esta vez no me hizo caso, ahora solo me queda la esperanza de encontrarla viva o muerta”, expresó Laura.

Laura Tigua, mamá de Kimberly, recibía palabras de aliento de su madre, Rosa Muñoz.
Laura Tigua, mamá de Kimberly, recibía palabras de aliento de su madre, Rosa Muñoz.Gerardo Menoscal

Kimberly, de 14 años, era la segunda de sus cuatro hijos y cursaba el décimo año de educación básica. Según su mamá, al parecer, aprovechó que por el feriado del 10 de Agosto no recibió sus clases online para bañarse con sus amigas del sector.

Ahogados

Graciela Leyton González recuerda que en los 30 años que vive en el recinto Bajo Verde, ubicado en el kilómetro 22 de la vía a la costa, al menos han aparecido 50 personas ahogadas.

“Todos los cuerpos desembocan aquí. La semana pasada apareció una chica, estaba junto a un ramal flotando, fue hallada por pescadores. Los padres deben tener más cuidado y no permitir que sus hijos se metan al canal”, recomendó Graciela.

Miembros del GIR tratan de hallar a las jóvenes.

Dos menores de edad desaparecidas tras caer a un canal de agua

Leer más

En los 30 años que vivo en este lugar he visto a unas 50 personas aparecer ahogadas. Hay que tener más cuidado”, Graciela Leyton,
habitante de la vía a la costa.

El teniente Juan Pablo del Pozo, jefe del equipo de rescate del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), indicó que han realizado una búsqueda acuática desde el sector Casas Viejas (vía a la costa) hasta la represa de Chongón.

“Por la experiencia que tengo las personas que se ahogan en Monte Sinaí aparecen en este lugar. Los cuerpos tienden a flotar 24 horas después, porque comienzan a descomponerse”, explicó el oficial del GIR.

TE RECOMENDAMOS