Exclusivo
Actualidad

Despedidos con música

En Tisaleo sepultaron a familia muerta en accidente. La banda de pueblo y su familia estuvieron acompañándolos hasta su última morada

banda
La tarde del miércoles les dieron el adiós a los tres familiares.Yadira Illescas

Lucía Labre escudriñó en su celular y rememoró mediante videos los últimos momentos alegres vividos en familia, un día antes de la tragedia que los marcó y enlutó por primera vez y para siempre.

Perdió a su cuñada Narcisa Shagñay y a dos sobrinos en el accidente de tránsito ocurrido la madrugada del lunes 30 de noviembre de 2020, en el cantón Montalvo, provincia de Los Ríos.

La noticia de las muertes la conocieron pocas horas después del suceso. En ese percance, Carlos, su hermano militar en servicio pasivo, y sus dos hijas resultaron heridas.

El esposo de Narcisa fue dado de alta el mismo día que la sepultaban, pero no llegó a Tisaleo, hasta donde fueron llevados los restos para despedir a su compañera de vida, su hijo de 12 años y su sobrino de 20.

Lucía recordó a Narcisa como una mujer muy alegre y bondadosa, en especial con los adultos mayores. “Casi a los ocho meses nos reunimos en familia y ella bailó como nunca, sin imaginarnos que era su despedida”, expresó la cuñada.

Por eso decidieron decirle adiós al son de la música. El cortejo fúnebre fue acompañado con una banda de pueblo. “Es la primera vez que debemos enterrar a un ser querido”, lamentó.

Se fueron por salud

La familia Labre-Shagñay estaba integrada por cinco personas: los esposos y tres hijos (un varón y dos niñas). Vivían en la comunidad Chilco La Esperanza, a 10 minutos de la cabecera cantonal de Tisaleo. Hace dos años, después de la jubilación del militar, decidieron irse a vivir a la provincia de Santa Elena, donde adquirieron una vivienda y también un taxi en el cual laboraba.

La decisión la tomaron por salud, aseguró Lucía. El médico le había recomendado al hermano que trate de vivir en un lugar cálido porque sus huesos no toleraban mucho frío. Por ello escogieron estar cerca de la playa.

Rómulo Labre mencionó que se reunieron desde el viernes 27 porque celebraron el cumpleaños de un sobrino, y el sábado los esposos fueron padrinos de la boda de unos allegados.

Ese día festejaron hasta la madrugada del domingo 29, y después descansaron porque debían partir a la Costa. La familia se despidió a las 19:00. Junto con ellos se embarcó Josué Quisantuña Labre, para pasar unas vacaciones. Pero en la madrugada conocieron el triste desenlace. Los tres féretros fueron llevados a Chilco La Esperanza, al domicilio de los padres de Carlos.

RELACIONADAS

Lucía manifestó que el único varón murió junto a su madre. El hermano salió del hospital, pero sus niñas todavía están en observación. La familia ora para que se recuperen. (YIE)

TE RECOMENDAMOS