Una deuda con Lucho Mariño, fotógrafo que falleció a causa del cáncer de estómago
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

Una deuda con Lucho Mariño, fotógrafo que falleció a causa del cáncer de estómago

Se enfrentó al cáncer de estómago desde 2020 y a la falta de acceso a la salud en el país. La patología tiene una tasa de mortalidad del 86 % en la capital. Pocos casos son detectados a tiempo.

FaaXfNkWAAIt5yZ
Lucho Mariño se despojó de su herramienta de trabajo para luchar contra el cáncer.Facebook

Lucho Mariño tuvo que despojarse de uno de sus tesoros más preciados para salvar su vida: su cámara de fotos. Pero ni siquiera ese sacrificio logró alejarlo de la muerte. La tarde del miércoles perdió la batalla en contra el cáncer que invadió su estómago en octubre de 2020.

Durante el último año y medio se enfrentó a una ‘carrera de obstáculos’ para acceder al tratamiento. Y en julio pasado, después de rifar parte de su galería, llegó el momento más difícil: vender su herramienta de trabajo para costear un examen. “El Estado debió proveerme y no lo hizo. ¿La lucha por la vida debe ser tan indigna?”, cuestionó en sus redes sociales.

Según las cifras del Registro Nacional de Tumores de Solca (núcleo de Quito), entre el 2013 y el 2017 se registraron 802 casos de cáncer de estómago en la capital. De ese número, el 86 % (690 pacientes) murió.

Las proyecciones actuales que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS), con base en estas estadísticas, son muy similares.

La falta de acceso al tratamiento y la detección tardía podrían ser dos de las causas de estos números. Wilmer Tarupi, coordinador del Registro Nacional, explica que un 10 % de los casos llega a una casa de salud con la enfermedad en estadio (etapa) uno.

Es decir, cuando aún es posible que la persona se salve. Un tema que destaca el médico es que los diagnósticos tempranos, en su mayoría, se registran en hospitales privados. Mientras que los estadios 3 y 4 (fases graves de la enfermedad, cuando ya existe metástasis en otros órganos), en las casas públicas de salud o del Seguro Social.

“El impacto del cáncer es fuerte, pero depende mucho de los recursos y de la red (de apoyo) del paciente. Algunos tienen trabajo y un seguro que les cubre, pero otros deben vender sus cosas, hacer rifas y comidas solidarias. Las familias hacen ‘vaca’, se empobrecen y esto se vuelve un ciclo”, lamenta. ¿Y el Estado?

3898851e-9693-41cc-88a6-285525d9b42d
Rifaba y vendía sus trabajos para pagar el tratamiento. Aun en el hospital seguía ‘camellando’.Facebook

"La lucha es difícil porque la parte económica es un limitante. La última vez que hablamos me dijo: ‘¡Ñañito, es duro, pero aquí seguimos!’”.
Diego Martínez
Amigo

Un guerrero

Lucho fue uno de los pacientes que batallaron contra un cáncer avanzado. Diego Martínez, uno de sus compañeros de colegio en Ibarra, Imbabura, está devastado con la partida de Mariño, quien era padre de dos chicos de 6 y 12 años.

Asevera que lo operaron hace una semana. Pero su salud se deterioró con rapidez y no logró salir de terapia intensiva. Luego, llegó la llamada: Lucho había muerto.

“Me lo contaron sus primos. Hace dos semanas hablamos. Nos quedó pendiente un asado y una copa de vino”, explica.

Aunque no existen datos exactos de lo costoso que puede ser el cáncer de estómago, Gustavo Dávila, director de la Fundación Jóvenes contra el Cáncer, menciona que las quimioterapias (tratamiento) pueden costar entre 400 y 4.500 dólares cada 21 días. “Es impagable para una persona común y corriente”, dice.

Para él, fue la falta de empatía y de humanidad la que ‘mató’ a Lucho y a muchos otros pacientes que esperaron que la “burocracia” firmara un papel para acceder a la medicación.

"A diferencia de Ecuador, en Estados Unidos existe mayor posibilidad de sobrevivir o, por último, tener buenos cuidados paliativos”. 
Gustavo Dávila
Director de la Fundación Jóvenes Contra el Cáncer

Y pese al dolor que le produjo la enfermedad, Lucho creó una iniciativa para visibilizar a los pacientes oncológicos de manera digna y respetuosa. Su lente fue el protagonista de la iniciativa ‘Lucho contra el cáncer’. Con eso juntó dinero para costear su tratamiento, pero ‘compartió el pan’ con quienes como él se convirtieron en guerreros contra el ‘monstruo’ del cáncer. 

PACIENTE RECIBIENDO (5689452)
Solo el 10 % de los casos de cáncer de estómago son detectados en la etapa uno.RICHARD CASTRO

Cirugía

Lucho tuvo que someterse a una gastrectomía (remoción parcial del estómago). Tenía un tumor del tamaño de dos naranjas.

Muere fotógrafo Lucho Mariño tras luchar contra el cáncer

Muere fotógrafo Lucho Mariño tras luchar contra el cáncer

Leer más