Exclusivo
Actualidad

Hasta el mediodía, vendedores aún tenían flores para regalar a papá

Ramilletes de rosas de distintos precios eran ofrecidos en un tramo de la calle José de Antepara, en el centro de Guayaquil

VENTA DE FLORES
Los comerciantes ofrecían sus productos de lado y lado de la calle porteña, a lo largo de dos cuadras. Habían obsequios desde los $10.Amelia Andrade / EXTRA

El Día del Padre dejó postales coloridas en Guayaquil, a pesar de la pandemia. Esta fecha especial, celebrada anualmente el tercer domingo del mes de junio, sirvió para que varios vendedores informales, ubicados en la calle José de Antepara, ofrecieran ramilletes de rosas a quienes aún buscaban algún regalo para el 'rey' del hogar.

La mañana de este 21 de junio de 2020, a propósito de la celebración, en este sector del centro de la ciudad se vio cómo varias personas se acercaban a los comerciantes para consultarles el costo de los ramos de flores. También había ramos de estilo fúnebre, para dejar en la tumba de algún progenitor desaparecido de este mundo.

Aquella calle, ubicada cerca del cementerio general, fue el punto de encuentro de apurados hijos, quienes durante la mañana aprovecharon para hacer compras de última hora para sus 'papis'. Los obsequios incluían, en algunos casos, botellas de vino y  cajas de chocolates. 

RELACIONADAS

Pero a pesar de que hoy se festeja por todo lo alto a los papás, ocurrió algo que en otros años no se veía. Quizá como un efecto del coronavirus, que ha dejado una crisis de bolsillos vacíos, aún al mediodía había disponibles varios productos florales, a diferencia de otras ocasiones, en que a la misma hora ya no había ni el 'baldeo'.

Otra huella de que no hay 'billete' fueron las escasas serenatas. La urbe no amaneció con los típicos sonidos de las trompetas de los mariachis, un presente tan característico para este día.

TE RECOMENDAMOS